DESEQUILIBRO HORMONAL Y DEPRESIÓN Y ANSIEDAD >

El desequilibrio hormonal detrás de la depresión, la ansiedad y los problemas cognitivos

Ser abatido por la depresión o la ansiedad, incapaz de participar en actividades diarias, no es ninguna broma. Pero antes de buscar un antidepresivo u otros medicamentos para alterar el estado de ánimo, puede que quieras empezar por revisar tus niveles de tiroides.

TRASTORNOS DE LA TIROIDES Y SALUD MENTAL

Los trastornos de la tiroides son una de las principales causas de problemas de salud mental no diagnosticados. Una tiroides hiperáctiva puede hacerte sentir acelerado y ansioso, en un estado de sobre-estimulación constante. Una tiroides hipoáctiva generalmente significa una menor actividad cerebral, lo que puede llevar a la depresión, confusión mental o irritabilidad.

En más de 430,000 artículos científicos, se ha vinculado la depresión con niveles bajos de tiroides. Durante más de 200 años, la profesión médica ha identificado la conexión entre el funcionamiento óptimo de la tiroides y la salud mental. Revisa tu tiroides antes de tomar antidepresivos.  “Los pacientes con hipotiroidismo y aquellos con depresión pueden presentar síntomas generales similares”, según la Asociación Americana de Tiroides.

Transtornos De Estados De Ánimo

 Dado que muchos trastornos del estado de ánimo pueden tener una causa raíz fundamental en trastornos de la tiroides, es prudente hacerse análisis de sangre para ver si se puede estar sufriendo de hipotiroidismo o enfermedad de Hashimoto; una tiroides hiperáctiva, con una enfermedad llamada enfermedad de Graves; o cualquier número de otras condiciones relacionadas.

Una glándula con forma de pajarita envuelta en el frente de tu cuello inferior, la tiroides es un regulador clave de los procesos metabólicos del cuerpo. También supervisa la producción de muchos neurotransmisores, como la dopamina, la Serotonina y el GABA, lo que explica su papel fundamental en la salud cerebral.

 

SÍNTOMAS COMUNES DE PROBLEMAS DE TIROIDES Y SALUD MENTAL:

Durante más de 200 años, la profesión médica ha identificado la conexión entre el funcionamiento óptimo de la tiroides y la salud mental. Un médico anglogalés llamado Caleb Parry ya en 1825 notó “afectaciones nerviosas” en personas que sufrían de disfunción tiroidea. Más de un siglo después, en 1969, se identificó la depresión como un signo temprano potencial de enfermedad de la tiroides.

También está vinculado a la esquizofrenia, trastorno límite de la personalidad, enfermedad bipolar, TDA/TDAH y otros problemas de salud mental. Antes de ver a tu médico, busca síntomas adicionales que podrían indicar que hay más de lo que parece en tus luchas de salud mental.

Pueden incluir pérdida o aumento de peso, pérdida de cabello, fluctuaciones en la temperatura corporal, sentirse generalmente demasiado caliente o demasiado frío, cambios en tu ciclo menstrual o problemas persistentes con diarrea o estreñimiento.

Síntomas Adicionales

Otros síntomas a buscar incluyen:

• Lentitud

• Pensamientos acelerados

• Problemas de memoria

• Dificultades para dormir o sueño inquieto

• Calambres o dolor en tus músculos o articulaciones

• Uñas quebradizas

  • Piel extra seca
  •  Piel amarillenta
  •  Síntomas de psicosis
  •  Episodios de manía
  •  Problemas de atención o dificultad para concentrarse
  •  Hinchazón en la parte frontal de tu cuello, que podría indicar una tiroides inflamada Algunos de estos síntomas por sí solos, como dificultad para dormir y concentrarse, pueden ser síntomas primarios de depresión.

Otros Análisis

Sin embargo, la existencia de uno o varios al mismo tiempo también podría indicar que tu tiroides está involucrada.

Los análisis de sangre pueden revelar niveles bajos o altos de las tres principales hormonas tiroideas, incluyendo la hormona estimulante de la tiroides o TSH; tiroxina, o T4; y triyodotironina, llamada T3. Si es así, tratar primero tu tiroides para restablecer niveles hormonales óptimos puede resolver, o al menos disminuir, los síntomas psiquiátricos.

CONOCE TUS ANÁLISIS DE SANGRE DE TIROIDES—Y A TUS DOCTORES.

 

Aunque el pensamiento estándar sostiene que los niveles saludables de TSH, o hormona estimulante de la tiroides, deben estar entre .5 y 5 en los resultados de análisis de sangre, no todos los profesionales médicos están de acuerdo. Una prueba de TSH revela cuánto está trabajando la glándula tiroides para mantener el metabolismo de una persona en funcionamiento.

Cuanto más alto sea el puntaje de la prueba, más está bombeando la glándula hormonas para ponerte en marcha. En general, los resultados más bajos de la prueba de TSH indican que el metabolismo está en equilibrio, funcionando lo suficientemente bien por sí mismo, sin esta asistencia.

Algunos médicos, a menudo aquellos con un mayor enfoque en la salud integral o integradora, creen que los resultados óptimos siempre deben estar por debajo de 2 o 2.5. La lectura más baja idealmente indica que la glándula no está sobreestresada.

Así que ten en cuenta que algunos médicos más tradicionales pueden no recetar medicación para la tiroides cuando una prueba muestra un TSH entre 2 y 5. Solo pueden hacerlo cuando la prueba supera el 5, o incluso más. Para tratar el hipotiroidismo subclínico puede requerir una visita a un médico funcional o integrador.

¿QUÉ FACTORES DAÑAN LA SALUD DE LA TIROIDES Y CONTRIBUYEN A LA ENFERMEDAD MENTAL?

Una amplia variedad de factores, actuando solos o en combinación, pueden conspirar para socavar la salud de la tiroides, incluyendo factores dietéticos y exposición a toxinas ambientales.

Uno de ellos es la pérdida rápida de una gran cantidad de peso, o incluso una cantidad moderada. Cuando pierdes peso rápidamente, tu tiroides se ralentiza, produciendo niveles más bajos de TSH. Esto puede alterar el delicado equilibrio que el cuerpo debe mantener en la producción de diferentes hormonas tiroideas.

En particular, la pérdida rápida de peso puede resultar en una capacidad disminuida para convertir la T4, también conocida como “prohormona”, en la T3 más activa.

Factores dietéticos como la sensibilidad al gluten y la enfermedad celíaca, ambos involucran reacciones al gluten en el trigo, pueden desencadenar trastornos tiroideos. Para las personas con cualquiera de estas condiciones, consumir gluten puede crear síntomas de intestino permeable y liberar un anticuerpo que puede atacar la tiroides.

Otras Ayudas

Dado que la enfermedad celíaca a menudo va acompañada de trastornos tiroideos, un estudio clínico sugiere que las dietas libres de gluten pueden ayudar a las personas que luchan con la salud de la tiroides.

Otros estudios han encontrado que no adherirse a una dieta libre de gluten, para las personas con estos factores de riesgo, puede contribuir a una serie de enfermedades debilitantes como la osteoporosis, la anemia y un mayor riesgo de mortalidad.

La deficiencia de zinc es otro factor de riesgo, particularmente generalizada dada la depleción de zinc en muchas plantas. Junto con el cobre y el selenio, el zinc es necesario para la producción de hormonas tiroideas. Por otro lado, las hormonas tiroideas son necesarias para que el cuerpo absorba el zinc, lo que significa que el hipotiroidismo en sí puede llevar a una deficiencia de zinc.

Suplementos

Cuando se trata de la pérdida de cabello causada por el hipotiroidismo, a menudo la suplementación hormonal no será suficiente sin una adecuada suplementación de zinc.

Por último, las mujeres con hipotiroidismo que toman estrógeno suplementario para su salud pueden necesitar aumentar la cantidad de tiroxina o T4 que toman para no prevenir una disminución en su función tiroidea.

SUPLEMENTOS PARA EL EQUILIBRIO DE LA TIROIDES Y AYUDA PARA LA SALUD MENTAL

Además de buscar un médico funcional, una amplia variedad de suplementos naturales pueden mejorar tu salud tiroidea. Estos incluyen ashwagandha; zinc (que apoya un cabello saludable); selenio; la hierba romero; l-tirosina; potasio; cromo; y vitaminas A, B2, B3, B6, C y D. Consulta con tu médico para asegurarte de que tus suplementos apoyen y no entren en conflicto con tus medicamentos.

Si los síntomas psiquiátricos, como la ansiedad, la depresión, los problemas de atención, la psicosis o la manía persisten después de regular tus niveles de tiroides, es hora de buscar ayuda de un profesional de la salud mental.

Fuente: Clínicas Amen

Facilitador:

 

Serafín Contreras Galeano

contacto@serafincontreras.com

“No olvidemos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo y el mantenimiento físico de ese templo está en nuestras manos. Somos mayordomos de lo que Dios ha prestado”

Fuente oficial de este post

Acerca de: Pastor Serafin Contreras

Foto del avatar
Quien es Serafin Contreras Galeano. Doctor en Estudios Bíblicos, Certificado en Misiones y Educación Cristiana en el Seminario ESEPA de San José, Costa Rica. Bachiller en Teología en la Universidad Nazarena de San José, Costa Rica. Master en Ministerio Pastoral en Master´s International Divinity School de Indiana. Doctor en Estudios Bíblicos en Master´s International Divinity School de Indiana. Certificado en Matrimonios que Funcionan, Sexualidad Sana, Hacia la Libertad, Cuidando niños a la Manera de Dios, Cuidando gente a a manera de Dios de Light University de la Asociación Americana de Consejeros Cristianos. Miembro de la Asociación Americana de Consejeros Cristiano. Miembro de la Red Hispanoamericana de Mentores. Miembro del Comité Consejero del Compañerismo Mundial Pentecostal (por 10 años) Representante de Foursquare Mission International para America Latina (por 22 años). y muchos cargos y trabajos que realizó

Mira esto también

Desafíos, Promesas Y Realizaciones . Parte 3 >

Las promesas divinas son un aspecto fundamental en muchas de la fe y creencias espirituales. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend