Buscar
Generic filters
Search in title
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

EL APOSTOL PABLO Y LA PREDESTINACION por Coco Canto E.

Fecha:

- - INTERESANTE - -

Pablo y la predestinación.

- Advertisement -

Debido a la falta de tiempo, y hace mucho que he dejado el eterno debate de la predestinación, hoy me animo a proporcionar algunas conclusiones que yo he mismo en este peregrinaje he obtenido del tema.
Sobre todo hablando de uno de los pasajes más conocidos sobre esta cuestión:

Romanos 8:29-30
29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Aunque el significado de la palabra “predestinó” (proorizo) ha sido manoseada por cantidad de exégetas arminianos, creo que el significado sigue siendo el mismo: “predeterminar”.

Ahora bien, creo que también dentro del debate existe un mal y es no saber distinguir plenamente entre conceptos importantes, lo que podemos entender como “elección” que algunos teólogos tienden a fuisionar con el verbo “predestinar” creando un paradigma soteriológico que presenta a un Dios que escoge a algunos para ser salvos y a otros para condenarlos. También debo aceptar que el término predestinación tiene el fin de dar seguridad al creyente de su salvación en Cristo, ya que el contexto muestra favor a ello, pero nunca encontramos declaraciones de una predestinación para condenación.

Por otro lado, Pablo tiene un concepto de elección arraigado al que presenta el Antiguo Testamento, en el que Dios elige por amor a un pueblo para llevar a cabo sus planes por el simple hecho de su amor y misericordia, y el uso que hace de “predestinación” (el cual nunca aparece en la LXX) no sólo aplica a seres humanos, sino también hasta a la sabiduría (1 Co. 2:7).

Abordando el pasaje en cuestión, es el error grande en el que tanto calvinistas como arminianos caen por la simpleza de querer defender su postura. Por un lado, es erróneo entender a lo que Pablo se refiere como “a los que antes conoció” a una mera cuestión de “presciencia” donde simplemente Dios mira desde la eternidad. Como dice Samuel Perez Millos: “El conocer De Dios no es un mero saber anticipado sobre la respuesta humano a su llamado… Un ejemplo del sentido bíblico de este preconocimiento divino aparece en la profecía en relación con Isarael: “A ti solamente he conocido de todas las familias de la tierra”. (Am. 3:2) [1].

Por otro lado, también existe la inconsistencia calvinista del que de hecho, utilizan un “ordu salutis” delineado de esta cadena de oro, pero en realidad, existe un serio problema, puesto que fusionar el concepto predestinación con los que “antes conoció” da pie a una tautología. Si puntualmente este pasaje nos está hablando de obras subsecuentes que el poder de Dios hace sobre los escogidos, ¿cómo entonces no es posible poder discriminar estos dos términos?
Robert E. Picirilli menciona una probabilidad de su significado de la frase “a los que antes conoció”: “Se encajará un significado estrechamente vinculado con la elección: En amor reconociéndolos como los suyos. Sin duda en este versículo, la presciencia es directamente personal”.

Picirilli enseña lo importante de hacer una distinción entra la elección y la predestinación, y que claramente una antecede a la otra (él dice que a diferencia de la terminología normalmente usada en la teología sistemática de colocar “la elección como uno de los puntos secundarios a la “predestinación”, parece que eso no parece encajar en este pasaje, sobre todo por el patrón de tiempo.

“Entonces la predestinación habla del propósito de Dios para los ya conocidos como los suyos (elegidos): es decir, -por medio de un llamado, justificación y glorificación- ellos sean conformados plenamente a la imagen del Hijo. Por lo tanto, no es una predestinación para uno de los elegidos (ser cristiano) sino es un propósito predeterminado de Dios para los elegidos, un propósito por el cual él controla las circunstancias de sus vidas”. [2]

El texto no nos dice en base a que se hace esta elección, por lo que decir que es una predestinación incondicional, es una conjetura en base del silencio.

¿Y cómo entonces una persona obtiene los beneficios que lo harán estar seguro en Cristo?, creyendo en Cristo (elegidos en él, escogidos en amor, Ef 1:4-5) de quien viene su elección. Así como Dios escogió a su pueblo Israel a ser luz, ahora el Hijo de Dios enviado por amor al mundo (Jn 3:16) usa a su pueblo, su Iglesia, para hacer un llamado al ser humano de arrepentirse de sus pecados.

[1] Samuel Pérez Millos, Comentario Exegético Al Texto Griego Del Nuevo Testamento, Romanos. Editorial: Clie (pag 658 y 659)
[2] Robert E. Picirilli, Gracia, Fe y Libre Albedrío. Editorial: Randal House (pag 73)
Coco Canto Encalada
Coco Canto Encaladahttps://www.facebook.com/george.singing03
Ministro del distrito Yucatan, Joven activo en el evangelismo de calle, pastor asociado de la iglesia La Nueva Jerusalen de Mérida. Estudia Master of Divinity(M. Div.) en Facultad de Teología de las Asambleas de Dios de América Latina Comenzó en 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

CAER EN EL ESPÍRITU ¿Un invento pentecostal? por Eliseo Jeremias Enrique

"CAER EN EL ESPÍRITU" ¿Un invento pentecostal? “Como a las...

El Profeta del Antiguo Testamento: Parte I

Por: Gabriel Rayos García 1.- Resumen Este trabajo inicia con el...

Estudio sobra LA IDEOLOGIA DE GENERO ideal para pastores y líderes de iglesia

Recientemente, la Alianza Evangélica Española publicó un documento como...

Agregar a mis gustos

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

Send this to a friend