Buscar
Generic filters
Search in title
32.4 C
Mexico
jueves, octubre 6, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

Dios cuida de su creación un caso de Job y su creador (2)

Fecha:

AREA DE DESCARGA

Archivo Tamaño de archivo Descargas
pdf Lec 2 Dios cuida de su creacion_OCR-OK 197 KB 373
pdf Lec 2 Dios cuida de su creacion maestro_OCR 214 KB 376

Dios cuida de toda su creación., Job 31:4 – ¿No ve él mis caminos, y cuenta todos mis pasos?.

La mayoría de la gente piensa que el libro de Job es la historia de im hombre justo y rico que per­ dió todas sus posesiones y sus hijos, permaneció fiel a Dios, y más tarde sus riquezas y su familia fueron restablecidas. Sin embargo, el libro con­ tiene mucho más. Este estudio analiza la conver­sación entre Dios y Job cerca del final del libro, pero antes de que las posesiones y la familia de Job fueron restablecidas. Fue mi tiempo de des­pertar espiritual para Job, al recordarle Dios de su cuidado como Creador—-y puede ser ese tipo de recordatorio también para nosotros.

Las palabras del cronista en 1 Crónicas 29:11 muestran a alguien lleno de asombro por la crea­ción de Dios. «Tuya es, oh Jehová, la magnifi­cencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos». Estas pala­bras nos dan la impresión de que la criatura está viendo la obra del Creador y se ha quedado sin palabras. Job también se quedó sin habla cuando contempló la obra de Dios en comparación con su propia insuficiencia.

Parte 1—Dios gobierna en el cielo y en la tierra

Job es desafiado a explicar la creación Job 38:1,18-30

Job era un hombre justo que estaba siendo probado más allá de lo que la mayoría de nosotros puede imaginar. Si bien mantuvo su integridad, tuvo muchos interro­gantes que solo Dios podía responder. Cerca del final de su tiempo de prueba, Dios le hizo a Job una serie de preguntas a él que lo hicieron entrar en razón y lo llevaron a una profunda humildad. Las preguntas no fueron hechas para que Job pudiera dar respuestas, sino para que pensara en la enormidad de la tierra y todas sus maravillas. El origen de la luz y la oscuridad, los ciclos de lluvia, granizo y nieve, la causa de los patrones de viento y el origen de los relámpagos, y el misterio de cómo las plantas del desierto obtienen su agua fueron preguntas que el Creador le presentó a Job. Estas preguntas apuntaban a la naturaleza omnisciente de Dios y a la completa dependencia de Él que tiene la humanidad. Ahora tenemos una com­prensión mayor de estos fenómenos naturales, pero todavía siguen llenándonos de asombro. En la época de Job, estas eran preguntas insondables.

□ Job es desafiado a explicar las maravillas de los cielos Job 38:31-38

Luego, el Creador dirigió su atención a los cielos mientras continuaba dirigiendo sus preguntas a Job. ¿Podría Job juntar y mantener en su lugar cúmulos de estrellas como las Pléyades o el cinturón de Orion (v. 31)? ¿Podría explicar el movimiento de las estrellas y el impacto que tienen sobre la tierra (w. 32-33)? Nuevamente, ¿cómo podría Job descifrar estos misterios astronómicos? Mientras Dios mantenía la mirada de Job en los cielos, le preguntó si entendía y podía controlar el ciclo del agua en la tierra. ¿Podría crear una tormenta, contar las innumerables nubes y ordenarles que soltaran agua, su preciado contenido vivificante? Por supuesto que Job no podía hacer ninguna de las cosas que Dios le preguntaba. Incluso hoy, la inmensidad de los cielos sigue intrigando y desconcertando a las mentes más grandes de nuestro tiempo.

Parte 2 – Dios se preocupa por los animales

La creación de Dios revela su sabiduría Job 39:1-13,19-25

En una defensa ante su amigo Zofar (véase Job 12:7-10), Job invitó a Zofar a exa­minar los animales de la creación que nos pueden enseñar algo sobre Dios. Ahora, en su conversación con Dios, Job recibió el impacto de la magnitud de la sabiduría de Dios en contraste con su propio conocimiento minúsculo.

En Job 39, Dios le pidió a Job que explicara cómo animales como el burro salvaje logran sobrevivir en el desierto. ¿Había establecido Job los límites de su hábitat (w. 6-8)? ¿Y qué podía decir del búfalo, que estaba entre los animales más poderosos del mundo del Antiguo Testamento? ¿Podía Job utilizar su fuerza para el arado agrícola (v. 10; la respuesta obvia era «no»)?

Dios también le preguntó a Job si podía explicar el comportamiento extraño de un avestruz (w. 13-18), o la fuerza feroz e intrépida del caballo de guerra, (w. 19-25). ¿Cómo podía Job siquiera comenzar a explicar la diversidad de la creación animal de Dios? No podía, y cuando Job reflexionara en las limitaciones de su sabiduría, estaría listo para ser instruido por el Creador.

□ La creación de Dios revela su cuidado Job 38:39-41

Dios confrontó a Job con otro misterio relacionado con su creación animal: el poder e ingenio de Dios para diseñar animales que se adaptan a su hábitat (Job 38:39-41). ¿Sabía Job cómo satisfacer el apetito voraz del león, o proveer para el cuervo en su búsqueda de alimentos para sus crías? ¿Y qué de su comprensión de las aves de rapiña como el halcón o el águila? Construyen sus nidos en altos y elevados riscos de montañas desde donde espían alimentos lejanos. Cuando con­ templamos las maravillas de la creación animal, podemos ver que el Creador se ha esmerado mucho por su creación.

Aun Jesús hizo una referencia al cuidado de Dios por el reino animal cuando enseñó a sus seguidores a no preocuparse. El dijo: «Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?» (Mateo 6:26). El cuidado de Dios por su creación está más de lo que tanto Job como nosotros podemos entender.

3 – Dios es soberano sobre la humanidad

Job pide a Dios que examine su caso Job 31:1-6

En su defensa final ante sus «críticos-consoladores», Job señaló que Dios tiene total control y conocimiento de su vida (Job 31:4). Si hubiera cometido alguna ofensa grave, entonces Dios seguramente habría impuesto su juicio. Este pasaje implica que Dios ha puesto en la humanidad consecuencias cuando sus leyes han sido violadas (v. 3). Job sabía esto y se sometía al juicio de Dios.

Job anhelaba mía audiencia con Dios. Reflexionó sobre lo que haría si se le concediera tal audiencia, diciendo: «Expondría mi causa delante de él, y llenaría mi boca de argumentos. Yo sabría lo que él me respondiese y entendería lo que me dijera. ¿Contendería conmigo con grandeza de fuerza? No; antes él me atendería» (Job 23:4-6). Job estaba seguro de que podría exponer su caso ante Dios.

Dios te responde a Job Job 40:1-5

En Job 40:1-5, Dios silenció todas las protestas de Job con una pregunta atrona­ dora y un desafío: «¿Es sabiduría contender con el Omnipotente? El que disputa con Dios, responda a esto» (Job 40:2). Todas las palabras que Job tenía la inten­ ción de presentar en su defensa de repente se evaporaron de su mente. Job sim­ plemente reconoció: «He aquí que yo soy vil; ¿qué te responderé? Mi mano pongo sobre mi boca. Una vez hablé, mas no responderé; aun dos veces, mas no volveré a hablar» (Job 40:4,5).

Dios había hecho que Job se diera cuenta de que carecía de la sabiduría para cuestionar la soberanía de Dios. Entonces Dios le preguntó directamente: «¿Invali­ darás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?» (Job 40:8).

Dios presentó su incomparable sabiduría y poder revelados en su creación, lo que hizo que se entendiera claramente la gravedad del error de Job. Cuando Dios terminó, lo único que Job pudo hacer fue reconocerlo como el soberano Señor. Job fácilmente dijo: «Yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía» (Job 42:3). Cuando fue confrontado con una reve­lación personal de Dios, el entendimiento de Job fue transformado.

¿Qué nos dice Dios?

La creación es parte de la revelación de Dios de sí mismo. Esta revelación obra para informar a los creyentes de las verdades que Dios ha incorporado en la crea­ción, que son fundamentales para la comprensión. La creación enseña verdades sobre el Creador que se aclaran y amplían más adelante en las Escrituras. Dios no nos ha arrojado a un mundo de caos, sino que nos ha puesto en un mundo pla­neado y ordenado de acuerdo con sus propósitos.

El ministerio en acción

  • Busque verdades bíblicas que ayudarían a personas en crisis, y prepárese para com partirlas.
  • Desarrolle un ministerio de oración intercesora para ayudar a personas que estén luchando con preguntas como: «¿Dónde está Dios en todo esto?».
  • Haga un estudio bíblico basado en Romanos 8:28. Asegúrese de incluir los ver­sículos antes y después de este pasaje (w. 22-34).

Te gustaría tener la guia del maestro o el alumno completa en PDF, descarga aquí.

Pastoral ES
Pastoral EShttps://pastorales.com
Pastor David Gamboa, administra y edifica este portal para miles de creyentes y pastores de latinoamerica. contenidos que bendicen es nuestro lema y vision.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

¿POR QUÉ DEBEMOS CELEBRAR LA SANTA CENA REGULARMENTE EN LA IGLESIA?

Hubo un hombre llamado Ian Durkin que estaba trabajando...

CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES Pbro. Nahum Martínez

CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES TEXTO: PROVERBIOS 30:11-15 Hay generación que...

MENE MENE TEKEL UPARSIN un llamado al pueblo de Dios a vivir en su santidad

TEXTO: Daniel 5 INTRODUCCION: La historia del rey(aunque su labor fue...

Aclamar a nuestro misericordioso Dios que es compasivo

Dios es misericordioso y compasivo. Salmo 111:4 Ha hecho...
Send this to a friend