Buscar
Generic filters
Search in title
24.8 C
Mexico
domingo, septiembre 25, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

Las fuerzas espirituales en los lugares celestes (21)

Fecha:

AREA DE DESCARGA

Archivo Tamaño de archivo Descargas
pdf 21 Las fuerzas espirituales en los lugares celestes ver MAESTRO PDF 264 KB 710
pdf lec 21 las fuerzas espirituales version Alumno PDF 147 KB 536

Dios tiene supremacía sobre todas las fuerzas espirituales. Daniel 10:14 He venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu pueblo en los postreros días; porque la visión es para esos días.

La guerra espiritual es real, aunque muchos cris­tianos no son conscientes de las batallas que les rodean. Esta unidad comienza con un estudio de Daniel, a quien le visitó un ángel que le dio una visión de una gran batalla espiritual. Podemos aprender mucho de la experiencia de Daniel.

Daniel 10 registra la última de cuatro visiones que describen los eventos relacionados con la venida de Cristo y los últimos tiempos. Estas visiones describen el futuro con tal exactitud que los teólogos que niegan la inspiración divina de las Escrituras insisten en que Daniel fue escrito siglos después de su fecha real. Esta visión nos recuerda la naturaleza y el carácter de Satanás y del reino demoníaco. Aunque es necesario que entendamos la naturaleza de dichas batallas, también debemos saber que Dios es soberano sobre todas las fuerzas espirituales.

1—La visión de Daniel

□ Daniel se humilla Daniel 10:1-3

Daniel 10 comienza con el marco cronológico de la visión que el profeta estaba a punto de recibir en el tercer año del reinado del rey Ciro de Persia (536 a.C.). Daniel a lo largo de su libro presenta detalles específicos de cosas que aún no habían sucedido. Él escribió desde Babilonia durante el exilio de Judá en esa nación. Daniel vivió en un lugar de grandes retos espirituales. La visión que recibió tuvo un gran impacto en él. Vemos esto en las tres semanas de duelo que a menudo se asociaban con la muerte de un ser querido. Como era de esperar, el duelo de Daniel estuvo acompañado de oración intensa y sincera.

Daniel se abstuvo de ciertos alimentos, así como de algunos asuntos de cui­dado personal. Estaba claramente consumido por la necesidad de interceder por el pueblo de Dios. Para ese tiempo, más de 42.000 personas ya habían regresado del exilio a Jerusalén, y se había restablecido la adoración en el templo (véase Esdras 2). Seguramente Daniel había escuchado que la construcción del templo se había detenido (véase Esdras 4), así que podemos imaginar, entonces, el por qué de la ferviente intercesión del profeta.

□ Un mensajero se aparece a Daniel Daniel 10:4-8

Daniel 10:4 nos proporciona la fecha y el lugar de esta visión: el día veinticuatro de Nisan, el primer mes del calendario lunar hebreo, durante el año tercero de Ciro (v. 1). A partir de estos datos, podemos deducir que Daniel probablemente tuvo esta experiencia el 23 de abril del 536 a.C., a orillas del río Tigris. También aprendemos que Daniel estaba lejos de la ciudad de Babilonia, en la parte orien­tal de Mesopotamia, lo que hoy es el sureste de Irak.

De repente, un hombre apareció ante Daniel; claramente este hombre era más que un ser humano. Este ángel vestía de lino blanco, y brillaba con el resplandor luminoso de una piedra preciosa. A pesar de que Daniel no estaba solo, él sola­ mente podía ver la visión que se desarrollaba ante sus ojos. Es interesante obser­var que tal experiencia lo dejó débil y pálido (similar a lo que le sucedió a Daniel en 8:27, después del encuentro con el ángel Gabriel).

Debemos ser un pueblo dispuesto a humillarnos en la presencia de Dios, reconociendo que la batalla le pertenece. Al mismo tiempo, sabemos que nos enfrentaremos a las fuerzas del mal e incluso a las ideas y tentaciones malignas con el poder del Señor. Debemos de estar listos para existir y crecer en este reino espiritual.

2—Daniel se encuentra con un visitante celestial

□ «A ti he sido enviado» Daniel 10:9-11

Cuando el ángel empezó a hablar, Daniel se desmayó y cayó sobre su rostro. Parece que la impresión y la emoción de la apariencia del ser angelical, quizá combinados con el ayuno de tres semanas, afectaron profundamente a Daniel.

Tal experiencia no era nueva para el profeta. Una experiencia similar se ve en Daniel 8:18,27. Daniel 8 describe la crucial visión del camero y el macho cabrío que anunció a Alejandro Magno y el imperio griego con asombrosa precisión y detalle. Dios estaba haciendo cosas extraordinarias a través de la vida de Daniel, propor­cionando visiones del futuro que declaraban la gloria del Señor.

Daniel cayó en un sueño profundo aunque breve, porque despertó tembloroso por el toque del mismo ángel (10:11). El profeta fue renovado y preparado para la increíble experiencia sobrenatural que estaba por venir.

Aunque no experimentemos el tipo de visiones que tuvo Daniel, ni recibamos la visita de un poderoso ángel, debemos estar conscientes de que vivimos en este mundo y ciertamente estamos rodeados de una dimensión sobrenatural. Noso­tros, como Daniel, debemos ser sensibles al mover del Señor y receptivos a lo que quiere decimos u obrar a través de nuestra vida.

□ «Daniel, no temas» Daniel 10:12

El mensaje del ángel a Daniel es una situación de buenas y malas noticias. Daniel 10:12 proporciona unas maravillosas noticias al profeta. El ángel informó a Daniel lo que había estado ocurriendo en el cielo durante las tres semanas que él había estado orando—y la descripción ciertamente fue una bendición para Daniel.

Dios había escuchado el deseo del corazón de Daniel, y ese deseo estaba a punto de recibir una respuesta. Nótese el enfoque de la oración de Daniel: pidió a Dios entendimiento. No oró que Dios cambiara las circunstancias. Su oración fue por confianza en medio de las difíciles batallas espirituales.

Daniel oró con humildad. Reconoció quién era él ante Dios. Además tenía plena seguridad de la soberanía de Dios y confió en Él siempre. Por lo tanto, en medio de las pruebas del exilio y la agitación emocional de las visiones, Daniel no perdió su asombro por la grandeza de Dios y reconoció la necesidad de entregarse él mismo y al pueblo en las manos del Rey del universo. Ciertamente se estaba librando una batalla en el plano espiritual, y el Dios a quien Daniel servía era más grande y mayor que cualquier otra fuerza espiritual.

3-—Fuerzas espirituales en acción

□ Choque de poderes espirituales Daniel 10:13-19

Daniel 10:13 probablemente describe fuerzas espirituales en acción dentro del imperio persa que oprimían a los exiliados. Las Escrituras enseñan que hay una jerarquía demoníaca (véase Efesios 1:21; 6:12; Colosenses 2:15). En Daniel vemos que el arcángel Miguel se había unido a la batalla, lo que permitió al mensajero llegar a Daniel, a pesar de que fue retrasado. El mensaje que presenta este ángel que vino a Daniel en 10:13 concernía al futuro del pueblo de Dios. El ángel tocó los labios de Daniel, dándole fuerzas para hablar. EL profeta humildemente reco­noció la debilidad que vino sobre él como resultado de la visión. La batalla en el reino espiritual claramente puede tener un impacto, aun en la fuerza física de un ser humano. El toque reconfortante del ángel le recordó a Daniel que era amado y muy estimado por Dios y que Él estaba presente para darle paz y fortalecerlo.

□ Vienen más batallas Daniel 10:20,21

El ángel le dijo a Daniel que había venido a revelarle lo que estaba escrito «en el libro de la verdad» (Daniel 10:20,21; véase el versículo 1). Después de comunicar este mensaje, el ángel debía regresar a la batalla. El mensajero había sido parte de esta lucha desde el primer año del reinado de Darío el medo (Daniel 11:1). Está claro, entonces, que a Daniel se le dio una revelación del futuro—incluyendo rei­nos futuros. Sin embargo, también se le dio una vislumbre de la guerra espiritual que se libra entre seres angelicales y el reino demoníaco, una lucha constante en el desarrollo de la historia. Este es un buen recordatorio de que también estamos rodeados de fuerzas espirituales en los lugares celestes, y por lo tanto debemos pensar y conducimos de manera consecuente.

¿Qué nos dice Dios?

Dios le dio a Daniel visiones que revelaban las intensas batallas espirituales que se libraban a su alrededor. El espíritu del Anticristo ya está obrando en este mundo (1 Juan 4:3). Debemos permanecer firmes para Cristo. Por su gracia, podemos vivir piadosamente en un mundo impío, proclamando a Cristo mientras esperamos su regreso.

Pastor: David Gamboa
Pastor: David Gamboahttps://midialbum.com
Creador y fundador de este portal y otros que son parte de su trabajo como diseñador web, Pastor de la iglesia Emanuel para las Asambleas de Dios en México, Musico y director del grupo Fase2 y director del sello disquero Unzion Records. Promueve y patrocina esta plataforma esperando sea de bendición para ti.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES Pbro. Nahum Martínez

CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES TEXTO: PROVERBIOS 30:11-15 Hay generación que...

MENE MENE TEKEL UPARSIN un llamado al pueblo de Dios a vivir en su santidad

TEXTO: Daniel 5 INTRODUCCION: La historia del rey(aunque su labor fue...

Aclamar a nuestro misericordioso Dios que es compasivo

Dios es misericordioso y compasivo. Salmo 111:4 Ha hecho...
Send this to a friend