in

MÉTODOS DE EVANGELISMO CONTEMPORÁNEO — Pbro. Pedro Rico Miramontes

Jesús les dijo: «Son muchos los que necesitan entrar en el reino de Dios, pero son muy pocos los que hay para anunciar las buenas noticias. Por eso, pídanle a Dios que envíe más seguidores míos, para que compartan las buenas noticias con toda esa gente»

Ante esta apremiante necesidad y la orden de nuestro Señor Jesucristo de compartir las nuevas de salvación a toda criatura, el método que usemos bajo la dirección del Espíritu Santo, tendrá la eficacia para llevar las vidas a los pies de Jesucristo y ser redimidas, para el reino de Dios. Definición de evangelismo: La palabra evangelismo (o evangelización) deriva de la palabra griega evangelion, que significa buenas noticias.

Mientras que el término evangelizo se traduce como anunciar las buenas nuevas. El vocablo evangelistes se refiere al evangelista o la persona que hace la proclamación. Evangelismo es la Iglesia trabajando para el Señor. Sabemos que un método es un modo, procedimiento o táctica para decir o hacer algo que nos proponemos con el fin de alcanzar o lograr una meta. En el caso de la salvación de las almas, ningún método por sí solo podrá ayudarnos a cumplir con el propósito a menos que haya un compromiso real y continuo en la evangelización por parte de los proclamadores y que éstos sean usados por el poder del Espíritu Santo.

John Wesley dijo: Denme cien predicadores que no teman nada salvo al pecado, y que no deseen nada salvo a Dios; y no me importa si son ministros o laicos, ellos solos sacudirán las puertas del infierno y establecerán el reino de Dios en la tierra. Cada cristiano comprometido con la Gran Comisión, transformado por el poder del evangelio y lleno del Espíritu Santo, con cualquier método que use hará temblar las puertas del infierno y librará a multitud de almas que el diablo ha aprisionado y esclavizado.

A continuación mencionaré varios de los métodos contemporáneos que la iglesia está usando para llevar a cabo la Gran Comisión delegada por nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Métodos que pueden llegar a ser muy eficaces:

El proyecto Felipe que la Liga Bíblica promueve.
Este proyecto de evangelización, motivó a muchos miembros de nuestras iglesias a que hicieran un buen trabajo de evangelización.

El cubo evangelístico que promueve Evangecube. Es una forma muy atractiva de evangelizar a través de imágenes en un cubo y ha sido llevado por muchas partes del mundo.

Los grupos en los hogares o también llamados comúnmente células. Día tras día continuaban unánimes en el templo y partiendo el pan en los hogares, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y hallando favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día al número de ellos los que iban siendo salvos (Hechos 2:46-47). Evangelismo personal. Este método, desde mi punto de vista, ha sido uno de los más eficaces para anunciar el plan de salvación a la humanidad. Las Cuatro Leyes Espirituales. Muchas de nuestras iglesias de las Asambleas de Dios han involucrado a los miembros de la iglesia local en el uso de este método y ha dado muy buenos resultados. Impactos de evangelización masivos. Una inmensa mayoría de nuestras iglesias locales ha participado en este método de evangelismo, ha fortalecido a las congregaciones y muchas personas han venido a los pies de Jesucristo. Repartición de tratados. Este ha sido uno de los métodos que la iglesia de las Asambleas de Dios en sus inicios usó frecuentemente y fue de gran bendición.

En la actualidad son pocas las congregaciones que lo usan. Proyección de películas. Se sigue usando este método en las zonas rurales y en algunas etnias y es de mucha bendición, porque escuchan y ven el mensaje de salvación. Obras de teatro.

Actualmente este método ha sido muy eficaz y atractivo en la iglesia local y en calles, parques, auditorios, escuelas y centros comunitarios. Programas radiales y televisivos: Este método es muy atractivo, cómodo y está al alcance de todos los niveles sociales y religiosos, pues llega adonde no podríamos acudir físicamente. Teléfono: Este método lo podemos llevar a cabo desde la comodidad del hogar y nos permite compartir las buenas nuevas de salvación. Es muy usado en la ministración de intercesión y oración por las necesidades de las persona.

Mensajes a través de internet por medio de Twitter, WhatsApp, Skype, beeper (casi en desuso), correo electrónico, Facebook, YouTube, etc. Este método es muy usado en su mayoría por la juventud cristiana y si se usa para la gloria de Dios y la salvación de las almas, podemos evangelizar al mundo entero.

Desayunos o cenas evangelísticas.

Es un buen método para evangelizar a personas de medio y alto nivel económico. Celebraciones de días especiales con énfasis evangelístico. Poco a poco la iglesia local va siendo participativa al dar a conocer el mensaje de salvación en los eventos sociales y conmemorativos de nuestro país. Campañas evangelísticas. Fue, es y será uno de los métodos que ha bendecido mucho a las iglesias locales y ha tenido mucho impacto en la sociedad, llevando a miles de personas a tener un encuentro personal con Cristo Jesús.

Evangelismo en escuelas públicas.

Este método ha sido de mucha bendición entre nuestros adolescentes y jóvenes, porque a través de conferencias sobre la ética y la moral ha ubicado a muchos jóvenes y éstos han vendido a los pies de Jesucristo.

Conciertos evangelísticos. Este método de evangelismo es muy atractivo en especial para la juventud. Por medio de estos eventos tienen la oportunidad de escuchar la Palabra de Dios a través de la música, de manera que puedan tener un encuentro personal con Cristo.

Debe de haber muchos más métodos que usted conoce o ha utilizado y con la ayuda del Espíritu Santo han tenido buen resultado. Sea cual sea el método es necesario compartir las buenas nuevas. Este mundo agoniza y está perdiendo los valores cristianos, nos urge evangelizar, amada iglesia de Jesucristo.

fuente: aviva 2015 edicion 14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Que te pareció

LA PUREZA DEL MENSAJE EVANGELÍSTICO — Pbro. Mario Alvarez F.

NUESTRA TAREA: LA REPRODUCCIÓN ESPIRITUAL — Pbro. José Ortíz Torres