in

¿EL QUE LA HACE LA PAGA? por Pbro Daniel de los Reyes V

¿EL QUE LA HACE LA PAGA?

Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Mateo 5:38.

La tradición oral. Lo que oímos y lo que hablamos. Didácticamente, la repetición trae la fijación del aprendizaje que es fundamental para la preservación de hábitos. Lo cual nos habla de la formación de naciones enteras a partir de una tradición que transmitida de generación en generación, va creando las etnias, razas, pueblos, idiosincrasias, naciones.

La imposición de castigos que se identifican con el monto de lo delinquido es la muestra más palpable de una venganza ejercida desde el carácter moral y social de la autoridad de una ley. Lo que se llama justicia retributiva, obtención de prenda recíproca del mal recibido. De allí el concepto talión, retaliación, idéntico o semejante.

Lo vamos a encontrar plasmado ideológicamente en algunos términos de dar y recibir, la respuesta a lo recibido en los términos de lo mismo. Por ejemplo coraje frente al mal, odio frente al odio. Una respuesta en los mismos términos tales como violencia con violencia. Más adentro del concepto mismo está la reacción a la acción o la paga que llega de alguna forma. Lo que para algunos deriva en una falsa espiritualidad deseando le vaya mal al malo o catalogar todo lo que se hace como semilla que se cosecha. Estos símiles aunque profundos no debieran constituir una dogmática en sí misma.

Los primeros registros son un intento de restitución. Luego las leyes de las naciones conforme se fueron estableciendo incluían un precepto similar. El camino abre el espacio incluso con el tiempo para la creación de cárceles, ciudades de refugio, castigos corporales, cercenar miembros corporales, lapidación, hasta la manifestación de las medidas económicas basadas en el uso del dinero para pagar lo que se exigía.

Las culturas van forjando pueblos que adoptan y adaptan medidas de acuerdo a los requerimientos que la realidad les vas mostrando. Masas enteras son movilizadas para levantarse en pro de leyes que los mismos hombres han establecido. Un ojo, para ver bien, por otro ojo, para ver mal. Un diente para comer bien, otro diente para mal comer.

Ni que decir de las apariencias, sin ojo y sin diente. Todo un espectáculo sin demeritar a nadie. El exterminio de las partes afecta el desarrollo total de los individuos. Las leyes no siempre son justas, pero son las leyes. Los hombres de una generación hacen las leyes, sus hijos las obedecen, sus nietos las ponen en duda y las desobedecen, la siguiente generación las cambia radicalmente.

Que te pareció

Avatar

Publicado por Pbro. Daniel De Los Reyes Villarreal

Pastor, Maestro, Líder y Escritor, ha sido líder de las Asambleas de Dios en México. Fue superintendente general del Concilio.

OS DIGO ES UN BANDO DE GOBIERNO por Pbro Daniel de los Reyes V. – En Cursivas

¿SE ACABÓ EL AMOR O YA NO TE QUIERO? pbro. Daniel de los Reyes V. En Cursivas