Alcances educativos: hacia el doctorado por Jorge Canto H.

Por Jorge Canto

Cuando se habla de los pentecostales éstos son rápidamente ubicados en un estereotipo de poder en la predicación, fuego, gozo extático, evangelización y, obviamente, glosolalia. Aunque hemos crecido exponencialmente, muchas personas no entienden que los pentecostales están, en su mayoría, bien organizados en una estructura que les permite tanto seguir creciendo como sostenerse con sus congregaciones, soportando el peso de la historia y el ataque de los detractores.

Si bien, quizá, la población evangélica en general no mira a los pentecostales como personas académicas es porque no han profundizado en su búsqueda, pues, desde que comenzó el movimiento carismático moderno, allá en la calle Azusa, empezaron a surgir los maestros que habrían de proporcionar los cimientos doctrinales para el incipiente movimiento.

Por allá se oyen que existen doctorados al vapor que no tienen ninguna exigencia académica a sus egresados. Dichas organizaciones sólo toman en cuenta los años que tienen en el ministerio para otorgar títulos o, en un relampagueante proceso que dura unas pocas semanas, ya los nombran doctores. Eso demerita el grado educativo y no solo afecta a la iglesia sino al que cree que tiene el título. Abaratar los grados no eleva la educación, simplemente confunde a la iglesia y menosprecia el verdadero esfuerzo. Un doctorado real exige a sus estudiantes una lectura mínima de tres mil páginas por materia, lo que equivale a 30 libros de cien páginas, eso nos muestra el tremendo compromiso de los que incursionan en un doctorado de calidad.

Myer Pearlman es una muestra del trabajo que se empezó a aportar a la doctrina pentecostal, si bien, su famoso libro de Teología Sistemática no se toma por algunos como una obra gigantesca sí proporcionó estupendas bases para los institutos bíblicos que surgían por todos lados impulsados por la necesidad de aprender más, además, es lectura obligada para todo estudiante de teología de alto nivel, sea de la denominación que sea. De allí, los pensadores pentecostales comenzaron a surgir y han ido llenando el vacío de erudición que era necesario subsanar. Los teólogos de Asambleas de Dios han aportado su singular erudición y academia al mundo evangélico que permiten entender el entorno de nuestras iglesias de corte carismático.

Nombres como: Amos Yong, Douglas Oss, Craig Keener, Simon Chan, Gordon Fee, Robert Menzies, Roger Stronstad, Anthony D Palma, Stanley Horton están llevando, con sus obras escritas, conocimiento de primer nivel a las universidades y a la academia cristiana. La abundancia de sus libros son el resultado de un llamado divino a educar a las iglesias, de formarlas, pues la sed de saber se ha incrementado.

Nota aparte merece nuestro Hno. Stanley Horton, pues fue el primer asambleísta que pudo inscribirse en universidades de la talla de Harvard:

El Dr. Horton recibió numerosos títulos. En varias ocasiones fue el primer Pentecostal de la historia en obtener tales distinciones. Entre estos: Bachiller en Ciencias, Universidad de California – Berkeley (1937), Master en Divinidad, Seminario Gordon Conwell (1944), Maestría en Teología Sagrada, Universidad de Harvard (1945), Doctor en Teología, Seminario Teológico Bautista Central (1959).[1]

El Dr. Horton ha sido reconocido como el principal teólogo pentecostal. Fue incluido en Who’s Who in Religion and Outstanding Educators of America. Sus escritos han aparecido en publicaciones tan diversas como The Encyclopedia Americana y Dictionary of Pentecostal and Charismatic Movements.[2]

La preparación académica no se detiene. Los misioneros americanos en Latinoamérica dan su cuota preparándose y alentando a otros a hacerlo. No es una decisión fácil invertir miles de dólares en educación de calidad, pero el ejemplo de otros anima a incursionar y alcanzar mayores fronteras educativas de gran envergadura. El Dr. Jon Dahlager, quien está en Costa Rica, tiene un Doctorado en Ministerios por uno de los más reconocidos seminarios de E.E.U.U.: Dallas Theological Seminary. El Dr. Paul Kazim tiene una Maestría en Divinidades del Seminario Teológico Gordon Conwell, en Boston. Obtuvo un Ph.D. en Estudios Interculturales en el Seminario Teológico Asambleas de Dios en 2017. La misionera Donna Bustos está por concluir un Ph.D. en Biblical Interpretation and Theology en Assemblies of God Theological Seminay. La maestra Donna es una impulsora de sus alumnos para incursionar en los doctorados de verdadero prestigio. Ambos misioneros trabajan activamente en México.

Algunos pentecostales, miembros de las iglesias locales, son reticentes a la academia, quizá porque sientan que podría ir en contra del mover del Espíritu Santo o que debilitaría la unción carismática. Otros piensan que los eruditos académicos son personas presumidas o ya inalcanzables. Pero la mayoría de los miembros de Asambleas de Dios no tiene problema con la preparación académica de calidad e impulsan a aquellos que desean saber más. Nadie sale perdiendo cuando un pentecostés se prepara, de hecho, todos salen ganando, tanto la iglesia en general como el mismo alumno, pues tienen ahora a su alcance materiales de primerísima calidad que alimentará a los estudiantes de seminarios e institutos bíblicos con la doctrina emanada de los mismos pentecostales. Aún los detractores del pentecostalismo ven con buenos ojos que más y más se preparen en el campo de la erudición pues ello va a favor de el Reino, y así hacer de los debates algo más bíblico y sólido.

Asamblea de Dios siempre ha impulsado la academia, el aprendizaje y la erudición bíblica. Seminarios de altura permiten el desarrollo de las mentes de nuestros estudiantes más prometedores. El ISUM (Instituto de Superación Ministerial), que ofrece la Licenciatura en Teología, ha tenido una trayectoria de más de 50 años formando las mentes de aquellos que incursionan en sus aulas itinerantes. Los testimonios de superación académica tanto teológica como secular se cuentan por montones, pues muchos ministros, animados por la experiencia de sus aulas bíblicas, deciden seguir con sus estudios seculares hasta alcanzar grados universitarios.

Otro ejemplo de crecimiento educativo es la Facultad de Teología de Asambleas de Dios, gran institución que prepara en erudición con maestrías muy bien estructuradas con maestros de gran calidad. Hoy se ofrecen tres diferentes maestrías a sus alumnos, la de Educación Teológica Superior, en Teología Práctica y, la última, en Divinidades. La Facultad de Teología, además, ofrece un diplomado en lenguas bíblicas que han pasado los filtros de las universidades americanas de gran tradición teológica por su excelente calidad.

Hoy en día, el fruto de esta estructura académica está permitiendo a estudiantes asambleístas latinoamericanos ser aceptados en la grandes universidades americanas de prestigiosa prosapia en erudición como lo son la universidad Gordon-Conwell Theological Seminary y Dallas Theological Seminary, donde han o están cursando sus estudios doctorales ministros pentecostales latinoamericanos emanados de las aulas asambleístas como lo son: Karen Suárez, Luis Michelena, Rogelio Águila, Dennis Rivera, Consuelo Barrón, Gilberto Montes de Oca, Jorge Canto. Todos ellos pasaron los rigurosos requisitos de estos seminarios y se preparan para aportar su conocimiento a la iglesia moderna.

Debemos promover que más hombres de Dios cursen estudios académicos de calidad, que día a día los pentecostales aporten hombres y mujeres de gran erudición por las siguientes razones: 1. Proporcionar el conocimiento que los pentecostales necesitan para conocer su fe, 2. Dejar un legado para las generaciones que vienen y que les permita escalar más alturas en el conocimiento, 3. Estimular a más ministros a incursionar en el campo de la academia, 4. Tener elementos académicos, emanados del estudio bíblico profundo, para poder enfrentar los ataques de los detractores del pentecostalismo, 5. Aportar doctrina propia sólida y consolidar así la fe pentecostal.

Nunca ha sido malo aprender más, el libro de Proverbios 2:10, 11: dice:

Cuando la sabiduría entrare en tu corazón,

Y la ciencia fuere grata a tu alma,

La discreción te guardará;

Te preservará la inteligencia

De Esdras se decía: … Esdras, sacerdote y escriba erudito en la ley del Dios del cielo: Paz (Esdras 7:12b)

Buscar sabiduría es, además de un mandamiento, una necesidad para el mundo actual. Las iglesias pentecostales necesitamos más y más académicos de nivel doctoral que ayuden a los que necesitan saber más. Nada sustituye al Espíritu Santo, nada, pero el mismo Espíritu dejó la orden de adquirir sabiduría (Proverbios 4:5), y “adquirir” habla de invertir dinero, de invertir tiempo, de un costo, de buscar con disciplina fuentes de conocimiento.

Contrario a lo que se pensaría, en los doctorados no se encuentran tanto gente de gran genialidad, pero lo que sí se encuentra es gente de gran perseverancia, y ese esfuerzo debe tener cuando menos el fruto del apoyo de todos los que les rodean.

 

[1] Jaime Mazurek, Editorial: Stanley Horton (1916-2014): fallece una eminencia de la teología Pentecostal. http://conozca.org/?p=2285, última recuperación 27 de junio de 2023.

[2] Pentecostal Gold, Stanley M. Horton,  https://pentecostalgold.com/stanley-m-horton/, última recuperación 27 de junio de 2023.

@

Source

Acerca de: CONOZCA .ORG

Foto del avatar
Conozca.org es un portal que ofrece contenidos cristianos de ministros y pastores que escriben para bendecir a la iglesia. aqui compartimos algunos temas de interés, esperando sea de bendicion para tu ministerio. todos los derechos son respetados de quien los reclame.

Mira esto también

La mentoría en el Antiguo Testamento

Por Rafael Mendoza Vital , La mentoría es una práctica ancestral, que implica un proceso relacional donde la experiencia y los valores pasan de una generación a otra. Tan solo en el Antiguo Testamento la mentoría es el medio principal para transmitir la cultura, el conocimiento y las habilidades. También es el medio para transmitir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend