Conoce EL GRAN MISTERIO DE LA GRACIA – permiso para pecar? SI o NO. estudio bíblico (9)

0
524

Efesios 3:19 …conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la pleni­tud de Dios.

Pablo usó el término «misterio» para describir las cosas de Dios que están mucho más allá de la comprensión humana. Aunque estudiemos la Palabra de Dios con regularidad, habrá concep­tos que, en nuestra mente humana, no entende­remos. Esos conceptos nos mantienen en cre­cimiento y nos desafían a regresar a la Palabra una y otra vez. El anhelo de comprender más plenamente los caminos de nuestro Señor es natural. Los misterios de Dios son una búsqueda de toda la vida conforme continuamos forjando una relación cada vez más cercana con él.

Cuando Pablo escribió su carta a los Efesios, llevaba muchos años de servicio a Dios. En ese momento estaba encarcelado por su fe. Sin embargo, nunca perdió el sentido de asombro ante los misterios de Dios. Deseaba tanto para él como para sus lectores que entendieran la grandeza de Dios, que excede toda comprensión humana. Al estudiar esta lección, medite en la grandeza de Dios y las cosas de El que no com­ prende. Al hacerlo, ore que el Espíritu Santo lo guíe a una verdad más profunda a través de la oración y el estudio de la Biblia. Nunca perda­mos el asombro en nuestra relación con Dios.

1—El misterio de Cristo es revelado

□ Testigo de la gracia Efesios 3:1,2

Pablo fue llamado por Dios para explicar a los gentiles la gracia que Dios ofrecía para la salvación (Efesios 3:1-2). A lo largo del Antiguo Testamento, el pueblo judío fue el centro del plan de redención de Dios. Sin embargo, con excepciones, ya que hubo gentiles que se unieron al pueblo de Dios. Cualquier gentil, entonces, podía someterse a la ley judía y encontrar un lugar en la familia de Dios. El ministerio de Pablo, como les explicaría a los efesios, era ayudar a los gentiles a ver que Dios los amaba y que podían experimentar el amor de Dios y el don de la redención por la fe.

Pablo no solo vio la salvación de los gentiles como una bendición de la gracia de Dios, sino que también vio como un acto de gracia el ser elegido por Dios para alcanzar a los gentiles. Es una bendición para cualquier persona llegar a tener una verdadera relación con Dios y experimentar la esperanza de la vida eterna. Es una bendición igualmente increíble poder servir a los demás presentándoles el evange­lio. Servir a Jesús debe verse como una tremenda bendición. Saber que lo estamos honrando con nuestras acciones y con nuestra vida produce un sentimiento único de realización.

□ Gracia para todos Efesios 3:3-6

Pablo comenzó su explicación del don de Dios llamándolo un «misterio» (Efesios 3:3-4), que era una referencia a algo oculto o secreto. Por lo tanto, un misterio como éste no podría ser aprendido por uno mismo. Tenía que ser revelado. Pablo usó la palabra misterio en otros lugares de su carta a los Efesios para referirse a la relación entre los cristianos y la Iglesia (véase Efesios 5:32), pero en este caso, Pablo estaba hablando del misterio de los gentiles volviéndose parte de la familia de Dios.

Pablo también deseaba que sus lectores comprendieran que él no estaba inventando una nueva teología por su cuenta. Fue decisión de Dios no revelar este misterio a generaciones anteriores, sino esperar hasta la época de Pablo para reve­ lar este misterio a través del Espíritu Santo. Esta revelación no solo le fue dada a Pablo, sino también a todos los apóstoles y profetas (v. 5).

Pablo presentó claramente su comprensión del misterio, explicando que los gentiles y los judíos tienen partes iguales en la herencia de Dios (v. 6). Los gentiles no son ciudadanos de segunda clase en el reino de Dios, porque Dios no ve diferen­cia entre judíos y gentiles cuando aceptan su gracia. Cada creyente tiene todas las bendiciones y promesas asociadas con ser hijos de Dios, porque todos son parte del mismo Cuerpo, la Iglesia.

2—Proclamando el plan revelado de Dios

□ Siervo del evangelio Efesios 3:7-9

Pablo se presentó como siervo del evangelio y dedicó su vida a servir a Aquel que lo había liberado del pecado (Efesios 3:7). Pablo sabía que con sus propias fuerzas no podía cumplir el llamado de Dios. Él no dejó a Pablo mal equipado para esta tarea. El apóstol cumplió el propósito de Dios por el poder del Espíritu Santo.

Pablo reconoció que no era digno de predicar el evangelio, al contrastar su pequeñez con la grandeza de Cristo. Fue llamado para anunciar a los efesios que las bendiciones del evangelio estaban disponibles para ellos a través de Jesucristo. Pablo consideraba un honor la misión de presentar este gran misterio a aquellos que estaban fuera del reino de Dios, en Éfeso y en todo el mundo romano.

□ El poder del evangelio Efesios 3:10-13

Pablo usó el término «multiforme» para describir la sabiduría de Dios. La sabiduría de Dios es ilimitada, pero tiene un solo propósito. El propósito de Dios es reconci­liar al mundo consigo mismo a través de su generoso regalo de la salvación.

Pablo luego señaló que, al dar a conocer el misterio, el propósito de Dios es exhibido ante todas las potestades en los lugares celestiales (Efesios 3:11). Pablo era consciente de las realidades espirituales que rodean nuestro mundo natural, así como de los intentos del enemigo de nuestra alma para destruir lo que Dios quiere salvar. Por eso, Dios equipa y da poder a la Iglesia para que se oponga a la oscu­ridad espiritual, ya que el evangelio tiene poder por sobre toda fuerza espiritual.

A lo largo de Efesios 3, Pablo describió la mayor bendición que se haya dado a los seres humanos: acercamos a Dios sin vergüenza ni temor. Nosotros, los seres creados, tenemos acceso al Creador a través de la fe en Jesús.

En el versículo 13, Pablo enfocó su discusión nuevamente en su condición actual de «prisionero de Cristo». Pidió a los efesios que no se desanimaran por el hecho de estar él encadenado. Declaró su victoria espiritual en medio del sufrimiento; un recordatorio para nosotros de que el sufrimiento puede tener un propósito.

3 -Experimentando la plenitud del amor de Dios

□ Intercesor por la Iglesia Efesios 3:14-19

Vemos la humildad de Pablo en su acción de arrodillarse ante el Padre (Efesios 3:14). En los tiempos del Nuevo Testamento, como hoy, los judíos generalmente permanecían de pie cuando oraban. Arrodillarse para orar en los tiempos bíblicos se reservaba para ocasiones en que la persona quería expresar un sentir profundo o una convicción intensa. Pablo no estaba recitando una oración formal. Estaba profundamente agradecido por la obra de Dios.

Pablo también oró pidiendo tres bendiciones para los creyentes efesios. La primera fue fortaleza a través del poder del Espíritu—fortaleza que los mantuviera firmes en la adversidad.

La segunda bendición que pidió Pablo fue que los efesios tuvieran el poder para conocer el amor de Dios. Cuando conocemos la grandeza del amor de Dios por nosotros, Él nos ayuda a mostrar su amor a los demás. Finalmente, Pablo pidió que fuéramos llenos de la plenitud de Dios. Es imposible conocer a Dios por completo, pero Pablo quería que cada cristiano buscara todo lo que está disponible como resultado de la obra de Cristo y del poder del Espíritu Santo en nosotros.

□ La alabanza de Pablo a Dios Efesios 3:20,21

Al leer Efesios 3:20,21, vemos que Pablo estaba cautivado por la grandeza de Dios y el alcance de su amor—mucho más de lo que jamás la mente humana podría concebir. Absolutamente nada está fuera de su alcance o de su poder. Por lo tanto, ningún grado de pecado puede impedir que Él responda con amor cuando una persona se acerca a Él en busca de redención.

Finalmente, Pablo dejó claro que la obra de Dios no se limitaría a la ciudad de Éfeso o la iglesia del primer siglo. El poder de Dios está disponible para todo cristiano en todas partes y en todo momento.

¿Qué nos dice Dios?

Dios ha llamado a cada creyente a compartir el misterio de Dios con aquellos de quienes actualmente está oculto. Dios usó a otras personas para revelamos ese misterio con el fin de que respondiéramos al mensaje del Evangelio. Asimismo, es nuestro llamado hacer lo mismo por los demás.

Te gustaría tener la guia del maestro o el alumno completa en PDF, descarga aquí.

AREA DE DESCARGA

Archivo Tamaño de archivo Descargas
pdf 9 EL GRAN MISTERIO DE LA GRACIA- version Alumno 125 KB 59
pdf 9 El gran misterio de la gracia_ocr2 Maestro 236 KB 107
5 1 vota
Califica esto!
guest
0 Opiniones
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios