«No necesitamos hacer promesas para Año Nuevo, necesitamos a Jesús», dice pastor

Es común ver a la gente haciendo propósitos de Año Nuevo, pero el pastor y escritor Brad Larson recordó que la mayoría no puede cumplir porque sin Jesús, no pasa nada. ‘Solo veremos cambios en la vida cuando cambiemos nuestros corazones», dijo.

En su reflexión enThe Gospel Coalition, el pastor y autor Brad Larson dijo que solía hacer promesas antes de la llegada del Año Nuevo, estableciendo algunas metas, como una especie de tradición.

“Encontraba un momento tranquilo cuando los niños dormían la siesta y me sentaba en el porche con mi Biblia y mi diario. Leía las Escrituras, oraba y escribía algunas resoluciones para el próximo año.

Sin embargo, el pastor dice que hojeando los viejos diarios, se dio cuenta de que sus objetivos siempre parecían los mismos, todos los años: “Solo eran palabras diferentes, con un color de tinta diferente”. 

Al ver que siempre falló en cumplir sus propias promesas, Larson reconoció que este es el caso con la mayoría de las personas. «Puedes prometer orar más el próximo año o perder 10 kilos, no importa», dijo.

Recordó un estudio de la Universidad de Scranton, que afirmaba que solo el 8% de las personas cumplen sus promesas. Finalmente, el pastor llegó a la conclusión de que las personas no necesitan promesas, necesitan a Jesús.

Entre los errores que cometen las personas al tomar propósitos de Año Nuevo está una «expectativa poco saludable y poco realista del futuro», dijo, citando un pensamiento de CS Lewis. 

“Lewis dijo que estamos obsesionados con el futuro e insatisfechos con el presente. Y realmente estamos obsesionados con nuestro futuro terrenal, pero es solo una idea. Si bien debemos planificar nuestro futuro, esto no está garantizado”, dijo. 

Cuánto mejor es buscar el contentamiento en el presente y la esperanza de nuestro futuro eterno. Estos están garantizados”, dijo. Además, Larson también citó otras cuatro promesas de Año Nuevo que los humanos hacen, pero que no pueden cumplir.

‘Somos incapaces de cambiarnos a nosotros mismos’

Según el pastor, las voluntades humanas no son lo suficientemente fuertes para cambios radicales: “Nuestras voluntades no son fuertes. Podemos leer todos los libros de autoayuda, pero el crecimiento del carácter y la santidad no son nuestros diseños”. 

“De hecho, la autoayuda puede incluso ser dañina si no tenemos cuidado. Cambiar tu vida depende de cambiar tu corazón, y ese tipo de cambio viene de Dios”, continuó. 

El otro punto que dificulta que los seres humanos cumplan sus promesas de transformación es que “no sabemos ni lo que queremos”, como señala el pastor. “A menudo deseo algo que se vuelve inútil meses después”, explicó. 

“Nuestros intereses cambian y, a medida que crecemos en sabiduría, nuestros deseos aumentan y maduran. E incluso con sabiduría, terminamos sintiéndonos perdidos. Necesitamos que el Señor guíe nuestras vidas y deseos”, dijo.

Otro punto que destaca Larson es que “nunca estamos satisfechos” y que “nuestras promesas fallidas nos demuestran que “siempre queremos más”. 

“La verdad es que no estamos contentos con la forma en que Dios nos cuida. Queremos más: más músculo, más dinero, más notoriedad, más de todo. Pero el verdadero contentamiento en la gracia y la esperanza de Cristo no es circunstancial”, dijo. 

Según el escritor, incluso si tuviéramos una fortuna, esta nunca podría compararse con el valor de lo que Jesús hizo por la humanidad: “Deberíamos apreciar la gracia de simplemente estar vivos”. 

Para el pastor, nuestras promesas tienden a ser superficiales, incluso las más sinceras: “Y nuestro incumplimiento muestra una necesidad imperiosa de un cambio de corazón”.

“No somos quienes deberíamos ser y queremos ser diferentes. La transformación que buscamos es válida, pero los medios por los que la buscamos son a menudo insuficientes. Necesitamos que Jesús nos transforme a su semejanza y nuestra sola determinación no es suficiente”, dijo. 

A pesar de calificar los propósitos de Año Nuevo como «miopes e ineficaces», el pastor ofreció algunos consejos para aquellos que sienten que es importante cumplirlos. 

“Asegúrese de que sus promesas estén alineadas con la Palabra de Dios y lo glorifiquen. Además, asegúrese de que sean promesas realistas, específicas, medibles, alcanzables y oportunas”, recordó.

Larson también dijo que es importante buscar el consejo de hermanos y hermanas en Cristo. “Después oren por sus promesas, sometiéndolas al Señor para que las guíe”, concluyó citando Santiago 4:13-15.

“Ahora escuchen, ustedes que dicen: ‘Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, pasaremos allí un año, haremos negocios y ganaremos dinero’. ¡Ni siquiera sabes lo que te pasará mañana! ¿Qué es tu vida? Eres como la niebla que aparece por un rato y luego se disipa. En cambio, deben decir: si el Señor lo quiere, viviremos y haremos esto o aquello”. 

“No pongas tu esperanza en tu habilidad para cambiarte a ti mismo. Si pudiéramos cambiarnos a nosotros mismos, Jesús no tendría que venir. Sólo él puede transformarnos. Reconocer lo que Jesús ha hecho por nosotros y buscar ser más como Él en el próximo año”. 

ver la fuente del articulo
El contenido mostrado es responsabilidad de Acontecer Cristiano, lo compartimos sin detrimento del autor y respetando todos los derechos autorales de quien lo reclame. Pastorales es solo una fuente informativa de este contenido. Gracias por comentar y compartir.

Acerca de: Acontecer Cristiano

Foto del avatar
Las noticias cristianas más importantes del cristianismo en el mundo. Acontecer Cristiano informa noticias de la iglesia evangélica, música cristiana, gracias por compartir sus contenidos ahora en pastorales.com

Mira esto también

Los cristianos tienen el mandato bíblico de «apoyar a Israel», dice David Jeremiah

El pastor y escritor, David Jeremiah, oró en apoyo a Israel pidiendo a los cristianos del mundo que se unan a él en oración por un "cerco espiritual de protección" para el estado judío, después de que el grupo terrorista Hamás lanzara un ataque dejando al menos 1.400 israelíes muertos y miles más heridos.En una…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend