Buscar
Generic filters
Search in title
domingo, mayo 22, 2022
Buscar
Generic filters
Search in title

ESTE BUSCADOR ES PARA LOS CONTENIDOS, SERMONES, TEMAS ETC.

(26) ALCANZANDO A LAS NUEVAS GENERACIONES una enseñanza para el evangelismo a las naciones

- también te puede interesar -

AREA DE DESCARGA

Archivo Tamaño de archivo Descargas
pdf 26ALCANZANDO_OCR2 141 KB 118

Alcanzando a las NUEVAS GENERACIONES

Proverbios 30:11- 14; Juan 1:12, 3:16; Apocalipsis 3:15-17

Es necesario conocer las características y necesidades de la nueva generación para alcanzarla con el evangelio.

I. LA JUVENTUD EN LAS GENERACIONES

No es raro escuchar a personas de una generación anterior decir: en mis tiempos las cosas no eran así. Esto es real. Hoy se marca una diferencia aun mayor debido al uso de las nuevas tecnologías, las cuales han traído, entre muchas cosas, un cambio social.
Las inquietudes de la juventud la hacen un elemento primordial del cambio generacio­ nal. El concepto de juventud también ha cambiado: una diferencia más en comparación a las generaciones anteriores.

1. Conceptos

Para definir sociológicamente, lo que es lajuventud se requiere tomar en cuenta, además de la edad, los conceptos históricos y sociales que afectan la definición de ser joven, para no limitarnos únicamente al desarrollo psicológico, físico o emocional. Desde un punto de vista histórico y social, el concepto de juventud es relativamente reciente. Antes, el niño ingresaba de repente en el ambiente productivo, así a la adultez, sin posibilidad de alargar la infancia y sin que se produjera una etapa puente entre ambas esferas de la vida. El paso de la infancia a la edad adulta simplemente ocurría de forma espontánea y natural. No se requería de ninguna etapa intermedia.

2. Generaciones anteriores

A finales del siglo XIX, los niños representaban un «proyecto de familia»; se convir­ tieron en el depósito de las esperanzas de futuro de sus padres, del deseo familiar de ser algo en la vida y mejorar las condiciones de vida. Así fueron surgiendo los jóvenes.

Para la segunda mitad del siglo XX, el adolescente retrasó su entrada a la etapa produc­ tiva y puso énfasis en su preparación académica. Las familias pusieron sus esperanzas en un sistema educativo como medio de ascenso social y económico que permitiera una mejor oportunidad de integración al sistema productivo. Pero aquella sociedad que buscaba el bienestar; por el contrario, forjó un modelo de joven con disponibilidad para el ocio antes inexistente.

3. La generación actual

De manera más notoria, ahora en el siglo XXI se ha alargado el tiempo que corres­ ponde a la niñez, adolescencia y juventud. Se pone especial atención a las características y significados de estas fases, enfatizando sus muchos derechos y pocas obligaciones.

La juventud dejó de ser un simple concepto que expresa la edad para convertirse en un modo de ser. Ser joven pasa a ser estatus de la persona como tal. Esta influencia se ve reflejada en un fenómeno peculiar de esta época, la juvenilización de la sociedad. Los estilos de vida, las modas de vestir; los grupos de referencia y las expectativas imperan­tes, coinciden con los valores propios de la juventud. Este hecho es significativo y se manifiesta a través de la ampliación de esta etapa de la vida por razones tanto culturales, socioeconómicas y psicobiológicas, madurez tardía, retraso de la procreación y en el ingreso laboral, entre otras. La adolescencia y la juven­tud sufren cambios muy profundos en la forma de auto-conceptualizarse y enfrentarse a su época.

II. Algunas características de la nueva generación

La generación actual, Generación @ se caracteriza por tres cambios: El acceso a las nue­ vas tecnologías (el símbolo @ como representación de las comunicaciones), el desgaste de las fronteras entre los sexos y los géneros (el símbolo @ para significar el género neutro), y el proceso de globalización cultural (el símbolo @ como referente al espacio virtual global).También presenta la siguiente cosmovisión:

1. Punto de vista globalizado

Desde los sesenta, los elementos estilísticos que componían la cultura juvenil, desde la música hasta la moda, dejaron de ser referencias locales y pasaron a ser universales. Surgió una cultura popular internacional. Los recientes años han consolidado este pro­ ceso de globalización a través de la ampliación de los canales digitales de televisión e internet y los espacios virtuales de comunicación, información y entretenimiento.

2. Tiempo virtual

El concepto tiempo se hace más fugaz y más preciado. Estamos en la era de los m¡- crosegundos. Es el tiempo de los relatos cortos y concretos. Se dejó atrás la cultura que se basaba en la escritura y ahora la cultura digital se basa en las imágenes. La inmediatez se convierte en un valor primordial. Se tiene esta concepción de lo inmediato por la rapidez con que fluye la información y la prontitud de respuesta de los servicios que se ofertan en el mercado digital.

3. Nomadismo

La juventud experimenta un estilo de vida nómada que camina a un destino incierto. Quieren recorrer el mundo regresando periódicamente a la casa de sus padres: hacer­ se adultos y volver a la juventud cuando la jornada de trabajo se acaba: disfrazarse de jóvenes solteros cuando ya están casados: ir de aquí para allá en sus valores personales sin que se sientan afectados en su identidad. Son nómadas en su propósito de vida e inestables en sus decisiones.

Desde adolescentes expresan: quiero olvidar lo pasado y continuar. Esto parece risible porque aún no han recorrido mucho camino en la vida, pero ya se sienten muy carga­ dos y abrumados. No saben enfrentar la realidad de su propia vida y anhelan soltar las responsabilidades de cualquier consecuencia de sus actos.

III. PAUTAS PARA ALCANZAR A LAS NUEVAS GENERACIONES

Los primeros representantes de esta generación han llegado a su mayoría de edad. Son jóvenes que han crecido rodeados de las nuevas tecnologías digitales para comunicarse, formarse y entretenerse; es su forma de vida.

1. La condición y la necesidad de esta generación

Hablar de los rasgos de esta nueva generación es paradójico. La apertura a la infor­mación no ha producido una sociedad menos ignorante. Los múltiples medios de en­tretenimiento no satisfacen al hombre. La comunicación digital y los espacios virtuales no desaparecen la sensación de soledad. La sociedad inclusiva no ha dejado de ser excluyente e intolerante. Al contrario, proliferan las necesidades psicológicas, relaciónales y sociales del ser humano.

La tendencia del hombre a pecar y sus consecuencias siguen allí; y ahora las nuevas tec­nologías las hacen más públicas. La sociedad con la libre expresión pone de manifiesto las filosofías e ideologías humanas y evidencia su decadencia y perversión.

2. El mensaje para esta generación

El mensaje de la Palabra para esta generación se ha de enfocar en llenar los vacíos que le han producido el estilo de vida reinante. La Palabra le ha de dar propósito a su vida, identidad, sentido de pertenencia, compasión, seguridad, esperanza, gozo, comu­nión, y, sobre todo, redención.

Estamos ante una comunidad carente que se cree rica. No se ignora que hay lugares donde aún hay intolerancia y represión a causa de la’ proclamación del evangelio. Pero si algo observamos al presentar el mensaje a esta generación es que no son oyentes que se resistan al mensaje; lo escuchan, pero sin com­ prometerse con este. Esta situación es parte del sentir de tolerancia que se proclama. El remedio a todos los males de esta generación, como lo fue para las anteriores, es el mismo, Jesucristo (Romanos 3:23; Juan 3:16; Romanos 10:9; Juan 1:12). La Palabra sigue siendo eficaz (Hebreos 4:12).

3. El medio y la forma del mensaje para esta generación

El mensaje debe ser preciso y conciso, pero completo y sin adulterar. Recordemos al compartir el evangelio que el tiempo es un valor muy importante para esta generación y que las imágenes le pueden hablar más que muchas palabras.
El evangelismo relacional es una herramienta muy útil en estos días y podemos sacarle provecho. Nos permite presentar la información en pequeñas dosis y de manera cons­tante, ya que el mucho contenido provoca apatía en estos oyentes.

Necesitamos conocer los medios de difusión, capacitarnos y usarlos para difundir el mensaje de salvación. Los medios impresos no se descartan, pero la tendencia está marcada por lo digital; tener una Biblia en ese formato no está de más. Oremos a Dios para que su Espíritu nos dé las palabras precisas para hablarles a las personas de las Buenas Nuevas.

Conclusión

Hay una condición que no cambia en cada generación, la necesidad de ser salva. Las tecnologías y los formatos pueden cambian pero la Palabra de Dios permanece para siempre. Es nuestra labor comprender las inquietudes y desafíos que enfrenta esta generación a fin de alcanzarla.
Somos llamados a compartir las Buenas Nuevas al mundo. Comencemos con nuestras familias, continuemos con nuestros vecinos, abarquemos ciudades y vayamos a donde Dios nos guíe, porque hemos de testificar con el poder de su Espíritu (Salmos 78:1- 4; Mateo 28:19-20; Hechos 1:8). Esta generación ha de conocer a Dios y temer a su nombre (Salmos 72:5).

Te gustaría tener la guia completa en PDF,consiguela aqui.

[product id=»72696″]

Ya nos sigues?
- ya viste esto? -
guest
0 Opiniones
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

RELACIONADOS

Pbro. David A Gamboa Uribe
Pbro. David A Gamboa Uribehttps://midialbum.com
Creador y fundador de este portal y otros que son parte de su trabajo como diseñador web, Pastor de la iglesia Emanuel para las Asambleas de Dios en México, Musico y director del grupo Fase2 y director del sello disquero Unzion Records. Promueve y patrocina esta plataforma esperando sea de bendición para ti.
- Interesante -

Más Reciente

Agregar a mis gustos

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.