Buscar
Generic filters
Search in title
27.8 C
Mexico
miércoles, noviembre 30, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

“Los actores religiosos en la COP27 marcan la diferencia: resolver el problema ambiental no se trata solo de datos y herramientas políticas”

Fecha:

- - INTERESANTE - -
- Advertisement -

¿Éxito o decepción en la lucha por un mundo más sostenible? La respuesta después de cada COP siempre es difícil de responder.

Lo que es seguro es que la COP27 en Sharm El-Sheikh (Egipto) ha sido una en la que los grupos religiosos, y especialmente los cristianos, han estado más presentes que antes.

Esto es lo que Matthias K. Boehning, codirector del Centro de Sostenibilidad de la Alianza Evangélica Mundial (WAESC, por sus siglas en inglés) le decía a Evangelical Focus cuando salía de Egipto.

En la entrevista íntegra a continuación puedes leer sobre los altibajos de la reunión mundial sobre el clima y el papel que los cristianos deben desempeñar en el cuidado del planeta.

 

Pregunta: De todo lo que has visto en Sharm El Sheikh, ¿qué es lo que más te ha animado?

Respuesta: A pesar de los resultados aleccionadores, en parte muy decepcionantes, de la conferencia mundial sobre el clima, han habido muchos aspectos muy alentadores en Sharm El-Sheikh. En primer lugar, me gustaría mencionar el enorme nivel de presencia y promoción de la sociedad civil. Esto ha sido tan alentador precisamente porque ha sido una verdadera sorpresa para muchos participantes de la conferencia.

En el período previo a la conferencia, había buenas razones para preocuparse de que las voces de la sociedad civil en un país como Egipto, que no es proclive a los grupos de derechos humanos y otros activistas de la sociedad civil, apenas se escucharían en el contexto de la conferencia climática.

Otro factor que contribuyó fue que, si bien el centro turístico de playa y buceo de Sharm El-Sheikh es un maravilloso destino vacaciones, también implica precios prohibitivos para el alojamiento de las organizaciones de la sociedad civil con presupuestos ajustados. En este contexto, ha sido impresionante ver ruidosas manifestaciones diarias (especialmente exigiendo la eliminación total de los combustibles fósiles), bailes grupales e incluso pequeñas marchas de demostración, no solo frente a la entrada de la COP27, sino también en el llamado “Zona Azul” (el área interior de la conferencia a la que solo los representantes de las organizaciones acreditadas tienen acceso exclusivo). En mi percepción personal, especialmente las actividades dentro de la “Zona Azul”, han sido más fuertes y extensas que nunca en las COP climáticas que he presenciado hasta ahora.

Como segundo punto, me gustaría mencionar la presencia numéricamente fuerte de organizaciones de inspiración religiosa y sus extensas actividades (paneles de discusión, conferencias de prensa, eventos temáticos, etc.) dentro de la “Zona Azul”. He asistido a conferencias globales de la ONU durante varios años, pero nunca había experimentado tal nivel y profundidad de contenido inspirado en la fe. Y marca una diferencia el hecho que los actores religiosos sumen sus voces: porque resolver el problema del cambio climático no se trata solo de datos, soluciones técnicas y herramientas políticas. La crisis ambiental que estamos viviendo es ante todo una crisis moral y espiritual que existe a nivel de los individuos, con sus actitudes y puntos de vista, y se suma globalmente.

 

P: ¿Cuáles son los objetivos clave que no se han conseguido durante la COP27?

R: Si bien la decisión de establecer un “Fondo para Pérdidas y Daños” global ha sido una “victoria histórica” de la COP27, en la opinión unánime de los representantes gubernamentales de todo el mundo, así como de los observadores participantes, lamentablemente se ha avanzado poco en otras áreas.

Lo primero y más importante es la necesidad urgente de una acción decisiva contra el aumento adicional de las emisiones de CO2. El texto de la declaración final no contiene un compromiso claro para reducir las emisiones de CO2 a nivel mundial a partir de 2025 (los últimos informes científicos piden precisamente esto para poder mantener el objetivo de un calentamiento global máximo de 1,5°), ni contiene ninguna concreción adicional de la meta de reducción global del carbón formulada en la COP26 en Glasgow.

De manera similar, el texto carece de un compromiso claro para eliminar gradualmente todos los combustibles fósiles o de formulaciones fuertes sobre la elección de formas aceptables de energía en el desarrollo futuro de los países en todo el mundo. Todo esto es muy decepcionante y bastantes representantes gubernamentales (especialmente Frans Timmermanns, vicepresidente de la Comisión Europea, y el representante de Australia que habló por el conocido como “Umbrella Group”) han señalado con frustración que con las débiles decisiones de Sharm El-Sheikh difícilmente se podrá mantener el ambicioso camino hacia un aumento máximo de las temperaturas de 1,5°.

 

P: Como representante de los cristianos evangélicos, ¿cuáles fueron tus aportaciones en las reuniones de las que has participado?

R: Como Alianza Evangélica Mundial, hemos participado en numerosos eventos y actividades previos a la COP y sobre el terreno en Egipto. Y hemos podido traer de manera efectiva las perspectivas de los cristianos evangélicos de todo el mundo a las actas de la conferencia. Con nuestro Mapa Mundial de Oraciones por la Creación, hemos visitado pabellones de países y hemos informado a los representantes de diferentes países sobre las oraciones específicas de los cristianos en sus países de origen.

En conversaciones bilaterales con los tomadores de decisiones, hemos entregado las demandas de los cristianos a la conferencia climática que fueron recogidas por la campaña “Renovar Nuestro Mundo”. Nuestro Secretario General, el Thomas Paul Schirrmacher, fue uno de los signatarios más destacados de una declaración titulada “Líderes religiosos llaman urgentemente a una mayor ambición en la COP27”, que ha reafirmado algunas posiciones importantes en la fase final de las negociaciones y que también ha sido recogida por la prensa mundial.

Un punto culminante personal para mí ha sido la conversación personal y confidencial con la ministra de Medio Ambiente de un país destacado entre los industrializados, en la que he podido transmitir que numerosos cristianos en todo el mundo están orando por ella y depositando sus esperanzas en ella por un alto nivel de ambición en la lucha contra el cambio climático. Visiblemente conmovida después de nuestra breve conversación, la ministra volvió a sus documentos en preparación para su próxima cita.

 

 

P: ¿Hay otras iniciativas de organizaciones cristianas que te hayan parecido interesantes estos días en Sharm-El Sheik?

R: La campaña cristiana ‘Renueva Nuestro Mundo’, de Tearfund y numerosas organizaciones asociadas de una amplia gama de países alrededor del mundo, ha estado representada por un gran grupo de activistas en el lugar y ha comunicado las demandas centrales desde una perspectiva cristiana, de manera efectiva, a numerosos participantes de la conferencia, desde el tema experto al nivel ministerial. Como WEASC, somos parte de ‘Renueva nuestro mundo’ y apoyamos la campaña lo mejor que podemos.

Asimismo, el programa ‘Christian Climate Observers’ también ha estado representado por un gran grupo en Sharm El-Sheikh, y nuevamente ha hecho un trabajo fantástico. Mi colega de WEASC, Chris Elisara, es parte del equipo de liderazgo de este programa.

Más allá de los círculos evangélicos, hemos participado en la formación de una nueva Alianza multirreligiosa/multisectorial para la acción climática. La iniciativa provino principalmente de la Alianza ACT y la Asociación para la Fe y el Desarrollo. El objetivo es avanzar en proyectos colaborativos concretos entre actores seculares y religiosos en cuatro áreas de acción: compromiso sistemático de los medios relacionados con la fe en temas climáticos, desarrollo de un Fondo de Transición Justa Multiconfesional, una Iniciativa Global de Acceso a la Energía y movilización de mujeres y jóvenes líderes para el logro de los objetivos de emisiones de carbono mediante la participación de mujeres líderes religiosas y sus redes.

 

P: ¿Qué le dirías a los cristianos evangélicos de todo el mundo sobre el estado del planeta?

R: Desafortunadamente, sería que no hay que andarse con rodeos y permanecer vagos. El estado de nuestro planeta es muy preocupante. Si quieres leer datos científicos al respecto, te recomiendo leer el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

Con nuestros niños en mente, los autores escriben: “Se prevé que los niños con diez años o menos en el 2020 experimenten un aumento de casi cuatro veces en cuanto a eventos extremos por debajo de los 1,5 °C de calentamiento global para el año 2100. Tales aumentos no serían vividos por una persona de 55 años a la fecha del 2020, en el resto de su vida bajo cualquier escenario de calentamiento”.

Aquellos que son más escépticos respecto a la ciencia del clima pueden simplemente echar un vistazo honesto a las noticias de todo el mundo sobre desastres ambientales extremos: las devastadoras inundaciones en Pakistán que mataron a casi 1.700 personas y afectaron gravemente a más de 33 millones de pakistaníes fue el peor desastre natural para el país en décadas.

Y la ola de calor de este año en Europa provocó una de las temporadas de incendios forestales más dramáticas jamás registradas en el continente. Además, en 2021 se produjo el desastre meteorológico más caro registrado en Europa, una inundación de 43.000 millones de dólares que afectó a Alemania y Bélgica.

Entonces, incluso sin ciencia, lo sentimos tanto en casa como en todo el conjunto del mundo: el cambio climático está sucediendo y tiene consecuencias nefastas para nosotros, los humanos, nuestros sistemas económicos y nuestro entorno natural.

 

P: ¿Qué se puede hacer?

R: Todos deberíamos internalizar en lo más profundo de nuestro corazón que nuestros modelos actuales de actividad económica, producción y consumo ya no pueden continuar de esta manera. La fe, la ciencia o la acción comunitaria y socialmente caritativa con otras personas para otras personas son tres enfoques posibles para este objetivo.

En el siguiente paso, muchos se preguntan: ¿qué aportan mis pequeñas acciones a mejorar la situación? Pero además del hecho de que muchas acciones individuales favorables al clima se suman a nivel mundial, esta pregunta no tiene sentido. Porque cuando comprendemos en el fondo que nuestro modelo global de vida está en desorden, actuamos de manera diferente por convicción y abogamos por el cambio necesario en nuestras decisiones políticas, nuestras opciones de compra y nuestras opciones de estilo de vida.

El punto de partida suave, pero implacable para esto, puede ser que nosotros, como creyentes, reflexionemos profundamente una y otra vez sobre lo que significa en 2022 amar a Dios (el Dios Creador que nos ha confiado su precioso regalo de la creación) y amar a mi vecino (incluido mi vecino global que está sufriendo catastróficamente los efectos del cambio climático en muchas partes del mundo).

 

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL – Internacional – “Los actores religiosos en la COP27 marcan la diferencia: resolver el problema ambiental no se trata solo de datos y herramientas políticas”

Source

Protestante Digital
Protestante Digitalhttps://protestantedigital.com/
Protestante Digital, Evangelical Focus y Evangélico Digital forman parte de Areópago Protestante, una iniciativa que impulsa la Alianza Evangélica Española, cuyo propósito es fomentar el encuentro y diálogo entre el protestantismo y la sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

Una sentencia judicial reabre el debate sobre el aborto de bebés con síndrome de Down en Reino Unido

La iniciativa por cambiar la ley en el Reino Unido que permite el aborto de bebés con síndrome de Down hasta el momento del nacimiento no ha tenido éxito. El Tribunal de Apelaciones ha rechazado el recurso de Heidi Crowter, una mujer de 27 años que tiene síndrome de Down. La Ley del Aborto, ha…

Declive de las denominaciones en Estados Unidos

La población de Estados Unidos se identifica cada vez menos con una denominación protestante específica. Así lo sugiere el último Censo de la Religión nacional. Hasta el punto de que si el movimiento “no denominacional” fuese una denominación en sí, según el documento, sería la mayor a nivel protestante en el país, con el 13%…

Tormenta política en Italia después de que un senador defendiera con la Biblia puntos de vista sobre la homosexualidad

La oposición en Italia ha pedido a la primera ministra Georgia Meloni que destituya al líder de su partido, Hermanos de Italia, en el Senado, después de que expresara sus puntos de vista personales sobre la homosexualidad. Lucio Malan, que ha votado en contra de una nueva ley de matrimonio entre personas del mismo sexo…

Un terremoto deja al menos 268 muertos y 58.000 desplazados en Indonesia

Un fuerte terremoto ha golpeado la isla de Java en la tarde del lunes 21 de noviembre, según han informado la agencia meteorológica y geofísica de Indonesia (BMKG). Hasta ahora las autoridades locales hablan de al menos 268 muertos, aunque estiman que todavía hay 151 personas desaparecidas.  El seísmo, de magnitud 5,6 y originado a…
Send this to a friend