Buscar
Generic filters
Search in title
25.8 C
Mexico
sábado, octubre 1, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

Oración por mis enemigos | Reflexión

Fecha:

Mi abuelita me dijo una vez: «hay que orar por los enemigos mija… a más de alguno le caemos mal. Quizás uno no lo sepa, pero es así y hay que pedir por ellos». Fue tan bueno tener una abuela sencilla y sabia; gracias Señor. Ella tenía razón, así que heme aquí.

Como tantas otras oraciones que no «siento», esta pequeña oración también es una declaración de que te necesito y confío en que Tus maneras son superiores a las mías, por mucho.

Ayúdame a pronunciar estas palabras con honestidad y asombro reverente, pues Tú lo sabes todo y eres el único capaz de hacerme desear el bien de quienes deseo evitar con cada centímetro de mi carne. Solo Tú en mí, Jesús.[1]

¿En qué punto me convertí en esta mujer con algunas relaciones complicadas de finales suspendidos? Hazme más consciente de las pequeñas zorras que arruinan grandes sembradíos.[2]

Señor, hazme más consciente de los trazos divisorios que yo misma dibujé, para asumir mi responsabilidad y darte la gloria cuando tome los pasos prudentes y necesarios hacia la reconciliación. Pero que no olvide que permitir el pecado en cualquiera de sus formas nunca es amor.[3]

Necesito tanto Tu mano sobre mi mente y corazón; solo Tu mano poderosa puede dirigirme hacia el discernimiento. Gracias por darme palabras para nombrar mis experiencias y distinguir lo que estuvo o está mal. ¡Ayúdame! ¡Te lo imploro! Ayúdame a no usar mi dolor para construir armas que hagan más daño del que me hicieron primero.

Mi Señor y Dios, recuérdame que todos tenemos una historia detrás y que la gente que más daño hace es la que, muy posiblemente, más sufrió en manos de quienes debieron protegerlos. Dame Tu corazón y Tus ojos para verlos con compasión y ternura.

Bendice a los que se alegran de mis desdichas y percances; guarda a sus hijos, cuida sus negocios, dales salud en sus cuerpos. Que tus cuidados les enternezcan para que comprendan que ninguno de nosotros merece algo más que la muerte.[4]

Te ruego que los rodees de pequeños ríos de amor que desemboquen en sus vidas hasta inundarlos para que, como sabes hacer, derritas su dureza y obstinación hasta dejarlos transformados, humildes y felices de regresar sobre sus pasos para pedir perdón y restituir lo restituible.

Y vez tras vez, vuelve mi mirada hacia Ti, Jesús, porque Tú eres mi meta. Ayúdame a ver que mi mayor enemigo no está afuera.[5] Te necesito para reconocer que el peligro más fuerte es el que me habita, me ciega, me hace minimizar lo que te ofende, agranda mis razones y me aleja de Tus pies, Señor.

Perdona mi negligencia e indiferencia hacia ese grupo de personas que me has ordenado amar; que me has modelado para amar.[6] Perdona mi incredulidad y mi propia dureza. Bendice a mis enemigos y bendíceme porque seguramente alguien más me ve como enemiga. Bendíceme en lo íntimo del corazón Señor, que es de lo que rendiré cuentas; en lo secreto, hazme conocer sabiduría.[7]

Recuérdame que eres la verdad y la vida.[8] Tú ejecutarás perfectamente toda la justicia necesaria y ese día seremos por fin libres de todo malentendido egoísta.[9]

Gracias por dirigirme hasta el trono de la gracia y calmar mis ardores con Tu ungüento de amor y verdad.10

En el nombre de Jesús, nuestro Señor y salvador, amén.

[1] Col 1
[2] Cnt 2:15
[3] Pr 27:5
[4] Ro 5:10-12
[5] Mr 7:18-20
[6] Mt 5:44
[7] Sal 51
[8] Jn 14:6
[9] Ro 12:19
[10] Heb 4:16

Source

Coalicion por el Evangelio
Coalicion por el Evangeliohttps://www.coalicionporelevangelio.org/
Coalición por el Evangelio ayuda a la iglesia a conocer la Palabra de Dios con la mente, amar a Dios con el corazón, y proclamar la gracia y la verdad del evangelio de Jesús.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

Dios habla hoy, a mi corazón

Compartir Tweet Compartir Compartir Email No así los impíos, Que son como paja que se lleva el viento. Salmos 1:4 PALABRA DEL DÍA DE HOY Padre, tú, que me has examinado, me has escudriñado, conoces hasta el más pequeño de mis pensamientos, hoy, te pido que me guíes a todo camino que me conduzca hasta…

¿Debo dejar que mis hijos vean esto? 10 consejos a padres con discernimiento

Durante mi infancia, mis padres solo disponían de un número limitado de vías de entretenimiento: unos pocos canales en la televisión (no teníamos cable), la radio, los discos compactos y el alquiler de películas en VHS. Hoy en día no es así. Con la llegada de la Internet, el streaming y los dispositivos personales, las…

Gracias, su majestad | Coalición por el Evangelio

Como monarca constitucional, la naturaleza del papel de la reina Isabel II le obligaba a no opinar. Nadie sabía a cuál partido político apoyaba, ni cuál era su favorito de los quince primeros ministros que ejercieron el cargo durante su reinado, ni tampoco si estaba a favor o en contra de la salida o permanencia…

Ser Coheredero de Cristo, es sentarse en lugares celestiales.

Compartir Tweet Compartir Compartir Email Supongo que no has pensado en esto últimamente. Estás sentado con Cristo en los lugares celestiales. Recuerdas haberlo leído, pero no has pensado en ello, porque no tienes idea de lo que significa. -Bueno, creo que ahora lo sé.- No completamente. Todavía estoy aprendiendo cosas. Sabemos que Dios es nuestro…
Send this to a friend