Buscar
Generic filters
Search in title
29.8 C
Mexico
viernes, octubre 7, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

Lo que José puede enseñarnos sobre la masculinidad bíblica

Fecha:

Al igual que muchos otros pastores, cada año, durante la temporada de diciembre, comienzo nuestro «viaje anual hacia Belén», predicando a partir de Mateo 1:18-25. Durante uno de mis estudios, empecé a notar algunos aspectos emocionantes —y algo inesperados— en la vida de José, cada uno relacionado con el tema de la masculinidad bíblica.

Como nos dice el encabezado en cualquiera de nuestras biblias, esta historia trata claramente del nacimiento de Cristo, no de la masculinidad bíblica. Sin embargo, el hecho de que el nacimiento de Jesús sea el «punto principal» no significa que sea el único punto. No creo que debamos privarnos de exponer los otros puntos siempre que seamos fieles en exponer el principal.

En este artículo quiero compartir cinco lecciones que podemos aprender de la vida de José sobre lo que significa ser un hombre piadoso.

1. Los hombres piadosos se interesan en la Palabra de Dios.

Mateo nos dice que José era un «hombre justo» (v. 19). Si bien podemos leer esta frase simplemente como «José era un tipo honrado», la palabra «justo» describe aquí la actitud y la disposición de José hacia la ley. Como judío devoto del primer siglo, le importaba mucho lo que Dios tenía que decir sobre la vida. Como podríamos decir hoy, José era un hombre piadoso que se interesaba profundamente por la Biblia y quería vivirla.

¿Podría decirse lo mismo de nosotros? ¿Somos devotos a la Palabra de Dios y la vivimos en nuestra vida diaria? Si no es así, ¿por qué no? ¿Qué debería cambiar?

2. Los hombres piadosos se preocupan más por lo que piensa Dios que por lo que piensan los demás.

Esta historia resalta el acontecimiento sorprendente de la concepción virginal, una verdad que aparentemente no fue aceptada por José al principio. En aquella época, el hecho de que una novia joven como María quedara embarazada durante el período de su compromiso era un delito que podía ser castigado con la muerte (Dt 23). Aunque las comunidades judías antiguas no siempre hacían cumplir esta ley, a menudo trataban de humillar públicamente a la adúltera. Por lo tanto, siendo un «hombre justo», José tuvo que responder de alguna manera a la «indiscreción» percibida de María, o naturalmente también habría sido visto como culpable. Sin embargo, incluso a raíz de su embarazo inoportuno, José amaba a María y no quería verla avergonzada públicamente, incluso si eso significaba que podía limpiar su nombre. Por el contrario, estaba dispuesto a soportar parte de la vergüenza.

¿Somos devotos a la Palabra de Dios y la vivimos en nuestra vida diaria?

Sé lo que probablemente estás pensando: En el versículo siguiente, decidió «abandonarla en secreto». ¿Cómo se puede elogiar esto? Debido a su compromiso, José estaba obligado a tomar algún tipo de acción, y la ley contenía una disposición que permitía un «divorcio» privado (ruptura del compromiso) en tales situaciones. Creo que el plan de José era una prueba de su esfuerzo por ser fiel a Dios y a la ley de la manera más amable posible para con María.

¿Podría decirse lo mismo de nosotros, esposos? ¿Estamos dispuestos a quedar mal con tal de evitar la vergüenza de alguien a quien amamos? Si no, ¿qué revela esto sobre la naturaleza de nuestros corazones y nuestra identidad?

3. Los hombres piadosos dan un paso adelante y hacen lo correcto incluso cuando es difícil.

Al llegar al versículo 20, las nubes comienzan a levantarse. Un ángel se le aparece a José en un sueño y le dice que no tenga miedo. Dios está detrás de estos acontecimientos, así que tiene que seguir avanzando hacia el matrimonio con María. Es muy sencillo. Pero este plan incluye la advertencia de que José debe nombrar y criar a un hijo que será el Salvador del mundo, un hijo que no es suyo.

Los hombres piadosos dan un paso adelante y hacen lo correcto, incluso cuando es difícil

¿Puedes imaginarte este encargo? Todos nosotros tenemos luchas y desafíos, pero creo que José nos supera a todos. Así que, él hace lo correcto. Él nombra y educa a Jesús. Eso es lo que hacen los hombres piadosos. Dan un paso adelante y hacen lo correcto, incluso cuando es difícil.

¿Podría decirse lo mismo de nosotros? ¿Damos un paso adelante, por la gracia de Dios y para Su gloria, cuando otros dan un paso atrás? ¿Inspiramos el mismo tipo de valor y convicción en nuestros hijos? ¿Enseñamos a nuestras hijas a observar y esperar a este tipo de hombre?

4. Los hombres piadosos siguen y procuran la pureza.

José hizo todo lo que Dios quería que hiciera. Aunque sabemos que Dios es soberano, no dejemos de lado la importante responsabilidad humana. La palabra de José era su vínculo. Cumplió sus compromisos. José mantuvo su pureza sexual y la de María hasta el día de su boda. De esta manera, José proporciona un ejemplo particularmente impactante para los jóvenes solteros.

¿Te describirían los demás como alguien que cumple? ¿Qué tal en el área de la pureza? ¿Estás, por la gracia de Dios, «peleando la buena batalla»?

5. Los hombres piadosos están dispuestos a cuidar de los hijos que no son biológicamente suyos.

Incluso desde una lectura superficial de la historia, es evidente que Jesús es y no es hijo de José. En este sentido, no es exagerado pensar que Jesús es adoptado. El hecho de que José estuviera dispuesto a intervenir y adoptar al niño proporcionó la conexión humana necesaria para que Jesús viniera por la línea de David. No hay que subestimar las preguntas que José tuvo que soportar durante toda su vida al tratar de cuidar a este niño. Pero, una vez más, ese es el tipo de cosas que hacen los hombres piadosos. Cuidan de los huérfanos y las viudas, buscando cuidar de aquellos que no tienen un padre, como un reflejo del corazón de Dios.

Los hombres piadosos. Cuidan de los que no tienen un padre, como un reflejo del corazón de Dios

La historia de Mateo 1 trata del nacimiento de Cristo y debemos honrarla como tal. Pero ¿no es Dios bondadoso al permitirnos aprender otras verdades a lo largo del camino a Belén? José es un héroe de la Escritura que nos señala al Héroe de la Escritura. Que Dios nos dé la gracia de seguir sus pasos.

Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.

Source

Coalicion por el Evangelio
Coalicion por el Evangeliohttps://www.coalicionporelevangelio.org/
Coalición por el Evangelio ayuda a la iglesia a conocer la Palabra de Dios con la mente, amar a Dios con el corazón, y proclamar la gracia y la verdad del evangelio de Jesús.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

Descarga gratis nuestra Revista Coalición: Las Escrituras — Todo el propósito de Dios.

DESCARGA GRATIS LA REVISTA AQUÍ (PDF) El equipo de Coalición por el Evangelio quiere darte la bienvenida al quinto número de nuestra revista, que en esta ocasión tiene como título Las Escrituras — Todo el propósito de Dios. En esta oportunidad queremos celebrar la pertinencia, el poder y la fidelidad de la Palabra de Dios…

Más de 1.500 personas son bautizadas en un solo día en Guatemala

Fueron 1516 personas bautizadas en evento masivo que incluyó adoración y predicación de la Palabra en Guatemala. "Este movimiento no es más que el cumplimiento de la promesa del Señor Jesús", dijo el pastor.El bautismo tuvo lugar en el distrito de Verapaz del Norte. Más de 18,000 creyentes participaron desde sus iglesias locales en diferentes…

Niña de 9 años lleva a toda su familia budista a los pies de Cristo: “Dios perdona”

Una niña de 9 años aprendió sobre el amor y el perdón de Dios a través de historias de la Biblia y se las transmitió a su familia, quienes fueron tocados con el mensaje del Evangelio y decidieron dejar el budismo y aceptar a Cristo. “Estoy tan feliz de que mi familia conozca a Jesús”,…

Adoración a Dios: La razón por la que fuimos creados

Los cristianos pensamos en muchas cosas cuando es el tiempo de «adorar» en nuestras iglesias, especialmente en todo lo relacionado con nuestros sentimientos. Música lenta, mirada introspectiva, manos levantadas, luces bajas, etc. Pero ¿será realmente eso adoración? ¿Hemos cambiado lo que la Biblia dice por nuestro propio concepto? ¿Adoramos solo cuando estamos en el servicio?…
Send this to a friend