Buscar
Generic filters
Search in title
26.8 C
Mexico
sábado, septiembre 24, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

¿Gracia o cobardía? | Reflexión

Fecha:

¿Alguna vez has pensado en la conexión entre las «colas machucadas» y algunos silencios? Aquí en mi país le decimos «colas machucadas» a los asuntos reprochables e irresueltos que tenemos en nuestro pasado, los cuales nos acusan de tal forma que no tenemos solvencia para hablar de algunos temas. Entonces, es mejor no opinar ni criticar a otros, por aquello de no quedar en la misma situación o condición.

Recuerdo una vecina pendenciera que me dijo sobre otra mujer en tono amenazante: «Ella no debería hablar eso, tiene cuatro colas que le machuquen», refiriéndose a sus cuatro hijas.

Pareciera a simple vista que quedarse en silencio tiene cierta lógica y prudencia. Algunos incluso le llamarían «gracia». Abusamos del famoso «no juzguemos para que no nos juzguen»[1] mientras nos encogemos de hombros y bajamos la mirada. También citamos el «aquel que se cree firme, mire que no caiga»,[2] el cual no es un llamado a la mediocridad espiritual ni a formar clubes religiosos que se juntan a socializar sin enfrentar las realidades que ponen en riesgo sus almas.

Dios llora cuando, en Su nombre, nos enredamos produciendo fachadas atractivas que esconden infecciones peligrosas.[3] No fuimos llamados a formar clubes que se cubran las espaldas y permanezcan en la oscuridad. Fuimos llamados a presentar pelea juntos, en pos de la luz. Estar unidos en cualquier postura que no sea el amor y la verdad hace crecer un cáncer, no el reino de Dios. 

La gracia verdadera es muy valiente porque lucha en contra de la corriente mentirosa que grita por dentro: «no dejes que nadie vea tu lado horrible», «tú puedes solo», «no es para tanto; todos lo hacen», «déjalo en paz, es su problema».

La falta de confrontación amorosa es una especie de acuerdo cobarde para esquivar los pecados escondidos, tanto propios como de los demás. No hay nada más cruel y egoísta. Pero la gracia verdadera es un amor que no existe sin la verdad.[4]

No querer tocar ciertos pecados por temor a que descubran los nuestros es una muestra clara de que no comprendemos el evangelio en toda su potencia y belleza. Vivir solapando el pecado de otros para tapar el nuestro es echar a la basura la oferta inigualable de libertad que llega únicamente cuando vivimos en luz.[5]

Cuando hacemos de la confesión humilde de nuestras faltas una parte normal de nuestras vidas, proclamamos que confiamos en que Jesús pagó por nosotros y que nuestro valor no está en la imagen que proyectamos, sino en vivir de frente al Dios que nos conoce y ama sin fin.

Así, con nuestras colas libres de machucones, podremos llevar una vida tan gozosa que otros querrán lo mismo. Dejaremos de ser un montón de fachadas pintadas y seremos la familia que siempre debimos ser para Su gloria.

[1] Mt 7:1.
[2] 1 Co 10:12.
[3] Mt 23:27.
[4] Os 12:6; Sal 85:10.
[5] Is 1:18, Ef 5:8.

Source

Coalicion por el Evangelio
Coalicion por el Evangeliohttps://www.coalicionporelevangelio.org/
Coalición por el Evangelio ayuda a la iglesia a conocer la Palabra de Dios con la mente, amar a Dios con el corazón, y proclamar la gracia y la verdad del evangelio de Jesús.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

Volver a confiar luego de una decepción

Luego de sufrir una decepción surge la pregunta ¿cómo puedo volver a confiar? ¿quiere Dios que ponga mi total confianza en alguien que me ha herido? En este episodio, Patricia Namnún y Chárbela El Hage de Salcedo nos recuerdan lo que la Biblia nos enseña sobre este tema. Source

Mi corazón está puesto en tus tesoros, Padre.

Compartir Tweet Compartir Compartir Email «No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; (…) » Mateo 6:19 PALABRA DE DIOS PARA HOY: Nada hay que me aparte de vislumbrar tu llegada Jesús, mantengo una ilusión, y quiero vivir para cumplirme y obtener el…

¿Dios te ama? Tienes pruebas tangibles

¿Cuándo fue la última vez que la Biblia te asombró? No me refiero a algo en la Biblia. Me refiero a la Biblia misma. Tal vez no estés del todo seguro de lo que estoy hablando. ¿La existencia de la Biblia? Eso siempre te ha parecido un hecho, no un milagro. Puedo identificarme con eso.…

Más de 2.500 jóvenes aceptan a Cristo en Australia: “Es tiempo de cosecha de almas”

Más de mil Biblias fueron entregadas durante los eventos evangelísticos y se registraron testimonios de salvación y curación. "Dios se está moviendo en nuestra nación y las vidas están siendo cambiadas”, dijo el director del ministerio.Solo este año, más de 2500 jóvenes han aceptado a Jesús como su Salvador a través de las cruzadas de…
Send this to a friend