[wd_asp id=1]

28.4 C
Mexico
miércoles, agosto 17, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

La verdad sobre el mito del «equilibrio entre trabajo y vida personal»

- Patrocinadores -

¿Cuál es el mejor consejo que has recibido sobre cómo equilibrar el trabajo y la vida?

El deseo de equilibrar el trabajo y la vida es comprensible en el entorno laboral actual debido a que tantas personas experimentan agotamiento y hacen malabares con las nuevas rutinas del trabajo y el hogar.

Pero a lo largo de mis más de treinta años de carrera, he comprobado que el equilibrio entre el trabajo y la vida personal es un mito. Es un mito porque la palabra «equilibrio» sugiere un estado estático del ser y la vida está en constante cambio. Pero también es un mito porque el trabajo no es lo opuesto a la vida, no es algo separado de la vida. Es una parte integral de la vida, o al menos debería serlo.

El trabajo no es lo opuesto a la vida. Es una parte integral de la vida

Así que, en lugar de intentar lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida privada, he procurado la centralidad. Mi objetivo es poner a Jesús en el centro de mi vida, luego diseñar y manejar todas las diferentes partes de mi vida alrededor de ese centro. La verdad es que Jesús ya está en el centro de todo: es el Señor sobre todo, el Alfa y la Omega, la figura central de toda la Escritura y de este mundo.

Pero no siempre vivimos de acuerdo a esta verdad. A menudo vivimos como si fuéramos el centro de nuestras vidas, para luego preguntarnos cómo es que nuestras vidas se desajustan. Necesitamos recordar que Jesús es el centro, y luego desarrollar y vivir las prioridades a partir de ese centro.

Estas son algunas prácticas que, por la gracia y el poder de Dios, utilizo para orientar mi vida en torno a Jesús.

1. Predícate el evangelio a ti mismo.

Debemos abrazar la obra terminada de Jesús en la cruz y entender que eso significa que el trabajo definitivo está completo.

Dado que Cristo murió por nosotros y aseguró nuestra justicia ante el Padre, no tenemos que esforzarnos por ganar nuestra salvación o nuestra relación con Dios. Al contrario, cuando recordamos que Cristo ha comprado nuestra redención, somos libres para trabajar duro por amor a Dios, por gratitud a Sus dones y por un sincero deseo de complacerle como hijos que complacen a un padre amoroso.

Así que tenemos que predicarnos regularmente el evangelio a nosotros mismos, como diría Jack Miller. El evangelio no es un mensaje que oímos, creemos y luego pasamos a trabajar a partir de nuestro propio esfuerzo e intención. Debemos renovar continuamente nuestras mentes y guiar nuestras vidas por el evangelio.

2. Expresa un propósito y unos valores para tu vida.

Así como las empresas utilizan una declaración de misión y unos valores fundamentales para expresar lo que intentan hacer y cómo lo hacen, un propósito y unos valores claramente definidos pueden ayudarnos a mantener el rumbo.

Debemos abrazar la obra terminada de Jesús en la cruz y entender que eso significa que el trabajo definitivo está completo

Discernir tu propósito y tus valores implica una reflexión en oración y un trabajo profundo. Una vez que lo hayas hecho, escribe tu propósito y valores. Luego úsalos para tomar decisiones sobre cómo y con quién pasas tu tiempo.

Mi propósito es «glorificar a Dios y disfrutar de Él para siempre. Esto lo hago a través de la ayuda que brindo a empresarios para que administren fielmente sus vocaciones». Esto significa que mi trabajo debe ayudar a los empresarios a discernir su vocación en el trabajo y llevarla a cabo. Intento hacer esto tanto si hablo a un grupo de líderes empresariales en una conferencia, como si enseño a jóvenes profesionales en el ministerio que dirijo.

Uno de mis valores fundamentales es «hacer las cosas con propósito, no simplemente ser productivo». Utilizo este valor fundamental para asegurarme de que no estoy tan centrada en comprobar mi lista de tareas pendientes como para pasar por alto a las personas y las cosas a las que Dios quiere que preste atención. A veces esto significa que no logro todo lo que me propongo y, a veces, termino trabajando más de lo que había planeado. Pero eso me lleva a la última práctica para centrarnos en Jesús.

3. Comprender y planificar por temporadas en el trabajo.

Inevitablemente, habrá temporadas en las que será necesario trabajar más horas. Esta es una parte natural del trabajo y, en la medida de lo posible, debemos buscar claridad sobre lo que requerirá la próxima temporada de trabajo. Entonces podremos planificar los demás aspectos de nuestra vida de acuerdo con ello, estableciendo expectativas con los demás y no asumiendo responsabilidades adicionales que nos costará cumplir.

En Cristo somos libres para trabajar duro por amor y gratitud, por un sincero deseo de complacer a nuestro Padre

Pero esto solo debería durar un periodo de tiempo. Debemos asegurarnos de que la carga de trabajo más pesada disminuya y sea seguida por tiempo para el descanso y otras prioridades. Si nuestros trabajos no permiten este ritmo de temporadas, hay que buscar otros que sí lo permitan. Hacerlo puede suponer algunas decisiones difíciles, pero por eso son importantes las dos primeras prácticas.

Si Jesús no está en el centro de nuestras vidas, siempre nos veremos empujados hacia un millón de direcciones diferentes y nos costará navegar por todas las prioridades que compiten entre sí. Pero cuando nos centramos en Jesús, podemos experimentar la concentración y el descanso.

Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Equipo Coalición.

Source

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar también

Coalicion por el Evangelio
Coalicion por el Evangeliohttps://www.coalicionporelevangelio.org/
Coalición por el Evangelio ayuda a la iglesia a conocer la Palabra de Dios con la mente, amar a Dios con el corazón, y proclamar la gracia y la verdad del evangelio de Jesús.

RELACIONADO CON

- Advertisement -

Más Reciente

- Advertisement -

Agregar a mis gustos

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

Send this to a friend