Buscar
Generic filters
Search in title
26.8 C
Mexico
sábado, octubre 1, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

LAS RELACIONES EN CRISTO – como empleados, patrones, hijos , padres – hermosa enseñanza de la Biblia (12)

Fecha:

AREA DE DESCARGA

Archivo Tamaño de archivo Descargas
pdf 12 Las relaciones en Cristo version MAESTRO 215 KB 498
pdf Lec 12 Las relaciones con Cristo_ version Alumno 115 KB 436

Efesios 5:21 – Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Esta lección trata del papel que cumplen la fe y la sumisión en nuestras relaciones cristianas. En nuestra cultura, se le da un gran valor a la auto­nomía, y la idea de la sumisión puede parecer extraña o incómoda. Sin embargo, la sumisión mutua es un principio cristiano vital.

Las relaciones son diferentes cuando las per­sonas están en Cristo. Tanto en la cultura judía como en la romana, había claras jerarquías de autoridad. Los hombres eran vistos como supe­riores a las mujeres y recibían un trato especial. Los amos de esclavos también recibían un trato preferencial respecto a los esclavos. Pablo desa­fió las normas culturales al afirmar que todos los segmentos de la comunidad cristiana deben de someterse unos a otros. En esta lección, des­ cubriremos el impacto que la fe debe tener en nuestras relaciones.

1—Esposo y esposa

Una esposa cristiana – Efesios 5:18b; 21-24

El Espíritu Santo es crucial en nuestras relaciones con los demás. Pablo animó a los creyentes mantener la fortaleza espiritual al permanecer en una recta relación con Dios y dejar que el Espíritu Santo los llene (v.18). La paz de Dios impacta la vida, incluidas nuestras relaciones con los demás.

Los cristianos deben someterse unos a otros por reverencia a Jesús como Cabeza de la Iglesia. Sin embargo, la sumisión no significa que los diferentes roles y responsabilidades se diluyen. Pablo no buscaba desmantelar las estructuras sociales, sino modificar la actitud hacia los demás y les proveyó una estrategia.

Después, Pablo comenzó una enseñanza acerca de las relaciones, comenzando con las esposas. El dijo: «Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor» (v. 22). Esta declaración ha sido objeto de mucho debate a lo largo de la historia de la Iglesia. La clave para esta declaración de Pablo es definir el tér­mino sumisión y la motivación que hay tras él. La sumisión puede ser impuesta, o puede darse libremente. Algunos cristianos han enseñado que una esposa está sujeta a los caprichos del esposo. Esto no es sumisión, sino subyugación. Según esto, el marido se convierte en rey y señor de la familia y todos hacen lo que él dice sin comentario alguno. Este es un abuso de poder que se justifica con una interpretación distorsionada de la Biblia. La verdadera enseñanza bíblica nos dice: «Someteos unos a otros en el temor de Dios» (v.21).

Además, Pablo instruyó a las esposas cristianas a someterse voluntariamente a sus maridos, no como a un «rey», sino como la cabeza espiritual de la familia, tal como la Iglesia se somete a Jesús (w. 23,24). Este sentido de responsabilidad del marido es el que fomenta en la esposa cristiana la confianza para someterse a Él.

□ Un esposo cristiano Efesios 5:25-33

El amor de Jesús por la Iglesia es una ilustración del amor que la fe cristiana exige de un esposo. Un hombre no debe utilizar su posición como un arma para obligar a su esposa a realizar tareas para él, así como Jesús no impuso su voluntad en sus seguidores para mostrar su autoridad. Jesús mostró su amor al dar su vida. Él pro­porcionó un medio para santificar a la Iglesia, para limpiarla, para realizar la obra que haría de la Iglesia una novia aceptable.

Así como Jesús hizo todo lo necesario para que la Novia espiritual estuviera lista para su encuentro con Él, un esposo debe esforzarse por mantener una rela­ción con su esposa que la ayude a acercarse más a Dios. Pablo también citó Géne­sis 2:24 porque, así como un hombre deja a sus padres para casarse, un individuo tiene que entrar en un nuevo pacto con Jesús a través de la salvación.

El esposo y la esposa cristianos están llamados a vivir su fe. Cuando lo hacen, dan testimonio de una comprensión adecuada de Cristo y de la Iglesia. Observe que Pablo le recordó tanto al esposo como a la esposa sus deberes y no los dere­chos que podrían esperar recibir. La igualdad y la sumisión unos a otros son los principios enfatizados por Pablo en este pasaje.

2—Hijos y padres

□ Un hijo cristiano – Efesios 6:1-3

Pablo citó el quinto mandamiento para ayudar a los hijos a entender que cuando obedecen a sus padres, no lo hacen simplemente para hacerlos felices. Si bien muchos padres están ansiosos de que sus hijos lean y aprendan Efesios 6:1-3, estos versículos tienen un significado más profundo que simplemente afirmar que los niños deben hacer lo que sus padres les pidan. Los hijos deben obedecer a sus padres como un acto de adoración y obediencia al Señor. Esto habla de una rea­lidad mayor: el pueblo de Dios demuestra quiénes son a través de la obediencia a Él, y Dios vela por su pueblo y cuida de él como el «Padre celestial».

□ Un padre cristiano Efesios 6:4

Es posible que los padres provoquen a sus hijos a que se comporten de manera irrespetuosa al darles un trato indebido. Los padres no deben responder con enojo hacia sus hijos, como seguramente no responderían de esa manera a otro cristiano fuera del hogar. El principio es que los niños deben ser valorados y respetados.

A los ojos de Dios, los niños tienen tanto valor espiritual como sus padres. Un componente clave de la sumisión es reconocer que, incluso cuando tenemos un papel de autoridad, nuestro llamado a la sumisión no se suspende. Hay ocasiones en que daremos prioridad a las necesidades de otros por encima de las nuestras. Parte de esto es reconocer que «disciplina» y «discipulado» provienen de la misma raíz. La disciplina dirige a un niño hacia un crecimiento positivo, mientras que el castigo representa las consecuencias de una acción. Los padres deben enfocarse en la disciplina más que en el castigo. La fe cristiana exige respeto mutuo entre padres e hijos.

3 -Empleados y empleadores

□ Un empleado cristiano Efesios 6:5-8

Este pasaje es difícil de comprender para nosotros en el mundo moderno, donde la esclavitud ha sido abolida en la mayoría de los lugares. Podríamos tener en cuenta que la mentalidad cristiana de sumisión y deferencia es el centro de este mandato. Pablo se refirió a la motivación más que a la obediencia, lo que nos ayuda a relacio­nar este pasaje con nuestro propio empleo. La fe cristiana no debía usarse como una excusa para no ser fiel en el servicio.

En Efesios 6:6, Pablo indicó que algunos esclavos no estaban poniendo todo su esfuerzo cuando trabajaban para sus amos, ya que probablemente no se bene­ficiarían de un mayor esfuerzo. Pablo indicó que los esclavos cristianos debían ver su trabajo desde una perspectiva cristiana: estaban trabajando directamente para Dios. El trabajo desinteresado realizado como para Dios será recompensado por Dios. No importa el nivel de responsabilidad, si las personas hacen su trabajo considerando a Dios como su empleador, verán un beneficio espiritual personal.

□ Un empleador cristiano Efesios 6:9

En la época de Pablo, los amos rara vez consideraban el bienestar emocional de sus sirvientes, e incluso los amos cristianos amenazaban a sus sirvientes para hacerlos trabajar más duro. Pablo los desafió a mostrar su amor por Dios en el trato que daban a quienes los servían. Mientras que en la tierra se considera que el amo es superior al siervo, Dios ve a todos sus seguidores por igual. Dios es el Amo de todos los que forman parte de su Reino. Él espera de nosotros la misma actitud, seamos jefe o seamos trabajador.

¿Qué nos dice Dios?

Una relación con Jesucristo debería tener un impacto positivo en nuestras relacio­nes con los demás. Como cristianos, debemos ver a las personas como Dios las ve y tratarlas como quisiéramos que la gente nos trate. Debemos reconocer los roles que el Espíritu Santo asigna a los demás y estar dispuestos a sometemos a ellos como si fueran el mismo Jesús.  considerado superiores deben tratar con amor y respeto a quienes desempeñan­ roles tradicionalmente considerados subordinados.

 

Pastoral ES
Pastoral EShttps://pastorales.com
Pastor David Gamboa, administra y edifica este portal para miles de creyentes y pastores de latinoamerica. contenidos que bendicen es nuestro lema y vision.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

¿POR QUÉ DEBEMOS CELEBRAR LA SANTA CENA REGULARMENTE EN LA IGLESIA?

Hubo un hombre llamado Ian Durkin que estaba trabajando...

CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES Pbro. Nahum Martínez

CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES TEXTO: PROVERBIOS 30:11-15 Hay generación que...

MENE MENE TEKEL UPARSIN un llamado al pueblo de Dios a vivir en su santidad

TEXTO: Daniel 5 INTRODUCCION: La historia del rey(aunque su labor fue...

Aclamar a nuestro misericordioso Dios que es compasivo

Dios es misericordioso y compasivo. Salmo 111:4 Ha hecho...
Send this to a friend