Buscar
Generic filters
Search in title
29.8 C
Mexico
miércoles, octubre 5, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

Un mundo lleno de tentaciones: El México que está atado a la pornografía.

Fecha:

“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen”.

Romanos 1:28.

I. Una ventana al pecado.

El apologista y conferencista estadounidense, Josh McDowell, señaló en una de sus conferencias sobre el desafío que tiene la Iglesia contra la pornografía, que las redes sociales son el reto más grande que hoy tenemos los cristianos. Y es un gran reto, por la gran cantidad de contenidos a la que niños,  jóvenes y adultos están expuestos; casi todos tienen acceso ilimitado a una inconmensurable cantidad de información heterogénea. La humanidad está expuesta a contenidos que pueden ser de provecho para su vida personal y profesional, pero también a contenidos que los pueden destruir: pornografía, videos de masacres, manipulaciones a niños para que maten a otros o se suiciden, videos ociosos, entre otras cosas.

El cristiano debe reconocer que el internet -por sí mismo- no es algo malo, pero sí una arma de doble filo que resulta peligrosa cuando no se tiene esa educación digital. En este tiempo de pandemia, las congregaciones están aprovechando la gran oportunidad de utilizar las redes sociales y las plataformas digitales como herramienta para predicar a Cristo a masas, pero también está expuesta a muchas tentaciones. Y la pregunta concreta es ¿El mensaje del Evangelio tiene más peso -no hablo de los inconversos, sino del cristiano- o el discurso secular en las tentaciones que ofrece?

Quiero enfatizar esas tentaciones en la pornografía. Y digo que los cristianos estamos expuestos a un mundo lleno de tentaciones aberrantes, por las siguientes estadísticas:

Según el Reporte Digital 2020, elaborado por We Are Social y Hootsuite, arrojó que el internet ha penetrado en la vida de 4.54 mil millones de personas en todo el mundo, esto significa que más de la mitad del mundo está conectado a internet. Ahora bien, en México existen alrededor de 128 millones de habitantes, de ellos, el 65 por ciento estamos conectados a internet (personas de 16 a 64 años de edad). En sólo un año (enero 2019-enero 2020), el número de internautas mexicanos aumentó a 5.3 millones. No conforme con ello, se estima que el mexicano pasa poco más de ocho horas diarias en internet y tres horas al día en las redes sociales.

De los sitios en internet más visitados por los mexicanos, se encuentra la página de contenido pornográfico XVIDEOS.COM como el cuarto sitio más visitado por los mexicanos. Pero se podría inferir que es el segundo o primer contenido buscado por los mexicanos, ya que los que le preceden son Google, Youtube y Facebook, lo cual, si hablamos de contenidos, el resultado queda ambiguo y coloca automáticamente a la pornografía como la más buscada por los mexicanos.

La población mexicana –incluyendo cristianos y no cristianos; pues no se sabe con exactitud- está atestada de pornografía, lujuria e imágenes abominables que destruyen la mente y el corazón de sus consumidores.

Esto es a lo que estamos expuestos los cristianos, esa es la otra cara de la moneda en medio de este fenómeno de difusión masiva de cultos en línea, ese es nuestro verdadero reto en la labor de evangelización digital.

Algunos autores tratan de defender a la pornografía señalándola como una actividad artística; otros, que es una forma en que se pueden normalizar las conductas sexuales y apoyar en la calidad de vida a través del aprendizaje. Esto es una trampa sutil para aprobar la depravación sexual. Es una pobre forma más de tratar de redefinir la vida sin Dios, resultando todo mal, porque tenemos a una sociedad totalmente depravada en el sentido sexual y en más.

La pornografía no ha educado a los jóvenes; los ha depravado, ha destruido sus corazones, haciéndolos maquinar pensamientos aberrantes en todo momento, incluso cometer delitos. La pornografía no ha educado a matrimonios, los ha destruido, haciendo que la pareja desee hacer cosas contra la ley natural que Dios ha prescrito; nada los llena porque no hay amor, sino una asquerosa máquina de abominaciones y perversiones.

II. Pecado sutil que destruye a la luz del día.

¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, y abrazarás el seno de la extraña? Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, y Él considera todas sus veredas. Prenderán al impío sus propias iniquidades, y retenido será con las cuerdas de su pecado. Él morirá por falta de corrección, y errará por lo inmenso de su locura.

Proverbios 5: 20-23.

La perspectiva hipermoderna de la pornografía es totalmente líquida y sin fundamento; en su liviandad se asemeja a la ideología de género que se vio hace unos domingos en la Escuela Dominical. A lo malo llama bueno, y a lo bueno malo. Muchos hablan al aire tratando de defender la depravación, pero todos sus argumentos se hacen cenizas cuando vemos la realidad de la pornografía en la vida de las personas.

A la par de las estadísticas anteriores sobre la penetración de las redes sociales y el internet, junto a todos sus contenidos principales –entre ellos la pornografía-; existen otras estadísticas que hablan sobre la destrucción de los hogares. Los matrimonios mexicanos desisten casi siempre por motivos de infidelidad. Lo que es sorprendente es que, desde que Internet se ha adherido a la cotidianedad del mexicano –con todas las implicaciones-, los divorcios y empezaron a subir, y por lo tanto, empezó a subir la decadencia social.

En el sentido primario (espiritual) la pornografía es un pecado cuya ruina se expone con el desorden de la sociedad y sufrimiento en la vida.

Estas mortíferas consecuencias del pecado se reflejan también en la salud del mexicano:

Una de las actividades que conllevan la pornografía es la masturbación. Esta actividad conlleva consecuencias como la depresión, estrés, ansiedad e inestabilidad emocional, además de desórdenes de atención, mente ausente, memoria insuficiente, sensibilidad a la luz, erección débil e impotencia sexual –en el caso del hombre- prostatitis o uretritis, eyaculación precoz, desórdenes neurológicos, de sueño y hasta digestivos.

No sorprendería saber que por estos puntos es que muchos matrimonios mexicanos fracasan o que muchos jóvenes viven con gran inestabilidad emocional.

Por otro lado, la liberación de dopamina en el cerebro, generada por la excitación derivada de la expectación de pornografía, afecta el lóbulo frontal del cerebro. Esta área afectada es la que se encarga de las funciones cognitivas y conductuales.

La pornografía llega a inducir a que el espectador tenga el deseo de experimentar en carne propia lo que mira; llevando actos como el adulterio, fornicación y cosas aún más depravadas que no deseo escribir. Estos actos también destruyen la vida de estas personas, pues están diseñadas sólo para su pareja. De acuerdo a los doctores de medicina Joe McIlhaney y Freda Bush, señalan que los estudios más actualizados, sugieren que las personas están diseñadas para la monogamia sexual con una sola persona para toda la vida. Esta información muestra que, cuanto más se desvían las personas de este comportamiento, más problemas tienen –Enfermedades de Transmisión Sexual, embarazos fuera del matrimonio, desordenes emocionales, incluyendo desarrollar una conexión sana con otras personas, entre ellas su futuro cónyuge. (McIlhaney y Bush, H. p129).

Todo lo que sucede con el hombre, espiritualmente, afecta su vida en todos los sentidos, incluyendo el físico y social. El pecado destruye la vida del ser humano, lo corrompe y conduce a la locura, a la depravación. Al considerar las estadísticas de pornografía en los mexicanos y de las graves implicaciones en su vida espiritual y de salud, yo puedo contemplar con tristeza a un México sumido en el lodo cenagoso y a una Iglesia indiscutiblemente vulnerable, si no toma en serio su urgente función en las redes sociales.

III. Dios instituyó la actividad sexual para el matrimonio.

Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre.

Proverbios 5:18-19.

Ya se consideró el abismo de pecado en el que se encuentran inmersos los mexicanos, además del riesgo en el que está expuesta la Iglesia, no sólo en México, sino la Iglesia global: un mundo lleno de tentaciones que no cesan de atacar. Las consecuencias de la pornografía, ya se expuso, son totalmente graves en la vida personal, de matrimonio, familiar y colectiva de los mexicanos.

La Biblia no tiene una enseñanza represiva contra el sexo, al contrario. Dios creó el sexo de una forma maravillosa y santa dentro del matrimonio. Josh McDowell, apologista y autor del libro Evidencia que demanda un veredicto, señala que Dios diseñó el sexo por cuatro razones: procreación, unidad, recreación y para su gloria.

Por procreación, porque esto es un acto procreador por su misma naturaleza. Dios bendijo a Adán y a Eva diciéndoles que fructificaran y se multiplicaran (Génesis 1:28).

Por unidad, porque el sexo tiene la aptitud de unir estrechamente al hombre y a la mujer en su matrimonio; los hace una sola carne (Génesis 2:24). La Biblia muestra que el sexo no es un acto meramente físico, sino que contiene una conexión emocional, relacional, espiritual e incluso trascendente.

Por recreación, porque Dios creó el sexo como algo placentero dentro del matrimonio. No lo hizo como una obligación tediosa y aburrida, sino que es una experiencia estimulante. Esto es una bendición sólo dentro de la institución del matrimonio; fuera de ello, es aberración y pecado.

Por glorificar a Dios, porque la Biblia dice que en todo lo que hagamos debemos glorificar a Dios (1 Corintios 10:31). El matrimonio glorifica a Dios cuando el hombre y la mujer se aman verdaderamente y todo lo que hacen –incluido el acto del sexo- lo realizan con amor recíproco, de acuerdo a los principios y límites establecidos por el Señor.

En fin, Dios creó el sexo, pero el hombre no quiso tomar en cuenta a Dios en su vida, y se encendió en pasiones vergonzosas y depravadas. La humanidad se está destruyendo a sí misma por medio de la pornografía.

El mundo fuera totalmente distinto si la humanidad siguiera la instrucción bíblica. Si sólo obedeciéramos a Dios, guardándonos de ver cosas que no convienen en Internet y ejerciéramos toda actividad sexual sólo para el matrimonio, para la persona que Dios preparó para cada uno, para toda la vida, habría matrimonios perennes, familias unidas y fuertes; disminuirían las ETS, las violaciones, los embarazos prematuros y los abortos.

El hombre debe escapar de esta autodestrucción, su escape sólo está en Cristo; su Espíritu Santo es el Único que puede restaurar y regenerar la vida del hombre. La Iglesia debe estar alerta, en guardia, primero cuidando de sí misma para no caer ante las tentaciones que están a un pulso de distancia; debe saber aprovechar la circunstancia  que provocó el Covid-19 para llevar los cultos a las redes sociales. Debe abrir los ojos e ir más allá de cumplir protocolos establecidos y rescatar a los que casi mueren ahogados en medio del fango y la basura digital.

Referencias:

We are social & Hootsuite. (2019). Digital 2019: México. México. Recuperado de: https://es.slideshare.net/DataReportal/digital-2019-mexico-es-january-2019-v03.

Peña Sánchez, E. (2012). La pornografía y la globalización del sexo. El Cotidiano, (174), 47-57. Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/325/32523137006.pdf.

Velasco, A. y Gil, V. (2017). La adicción a la pornografía: causas y consecuencias. Aurogra and Addictive Behavior, 2(1), 122-130. Doi: http://dx.doi.org/10.21501/24631779.2265

McDowell, J & McDowell, S. (2018). Introducción. En McDowell, J & McDowell, S. Evidencia que demanda un veredicto: Verdades transformadoras para un mundo escéptico. (pp. 61-62). Texas: Mundo Hispano.

Pbro, Lider o Escritor de las Asambleas de Dios
Pbro, Lider o Escritor de las Asambleas de Dios
Pastores, Escritores, Líderes de iglesias o miembros que gustan de escribir y proponer temas de interés y educación Cristiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

EL “SANTO RITUAL” DEL LAVADO DE PIES por Pbro. Jorge Mijangos Puc.

EL “SANTO RITUAL” DEL LAVADO DE PIES. El lavado de...

REFLEXION SOBRE LA “POLÍTICA” DE LOS “APOLÍTICOS” pbro Jorge Mijangos P

QUE ES LA POLÍTICA? ¿Será más honesto el clérigo que...
Send this to a friend