[wd_asp id=1]

30.6 C
Mexico
miércoles, agosto 17, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

7 PRÁCTICAS QUE SON PERJUDICIALES PARA LA CONGREGACION – Evitemos este tipo de situaciones Pastores

- Patrocinadores -

Consejos muy útiles para aquellas iglesias que gustan de tener siempre invitados de todo tipo, existen buenos Ministerios que fortalecen y bendicen con sus vidas la iglesia del Señor, pero no todos son así. Hay algunos que abusan del privilegio que Dios les otorga.

Los consejos siguientes son de un Predicador con más de 30 años en el Ministerio de su denominación profética. (Asambleas de Dios no comulga mucho con el ministerio de los profetas, aunque creemos de otra forma su manifestación el tiempo de hoy sin tanto renombre).

Por Joseph Mattera: Las enseñanzas de Joseph Mattera llegan a miles de líderes y creyentes en más de 175 naciones. Su llamado es influir en los líderes que lideran las naciones. Numerosas personas en la iglesia y el mercado han cambiado su pensamiento y utilizan su material para equipar a otros y llegar a sus comunidades.

Dice Joseph: Mientras reflexionaba sobre el ministerio profético, se me ocurrieron algunas de las mejores prácticas que creo que son dañinas o manipuladoras. Escribo este artículo como alguien que ha estado involucrado en alguna forma de ministerio profético por más de tres décadas. ¡En consecuencia, he sido testigo de lo “bueno, lo malo y lo feo”! (¡Mi experiencia ha sido abrumadoramente positiva!)Mi propósito al escribir este artículo es alentar las mejores prácticas para la edificación de la iglesia local y más allá (sin ningún orden en particular).

1. Ministros o Profetas Sin Cobertura Ministerial.

He aprendido a nunca invitar a un líder profético o evangelista o Pastor a ministrar si no sé con quién están alineados (en otras palabras, ¿con quién tienen que mediar si se descubre un pecado o una violación moral en su vida?). Una de las armas más peligrosas en la mano de nuestro enemigo es un líder ungido que no es responsable ante nadie más.

2. Palabras proféticas individualistas.

Todas las profecías, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, se dieron en el contexto de la asamblea del Señor. No había tal cosa como “destino individual”, “visión individual” o palabras personales aisladas. Incluso las palabras proféticas dadas a individuos en el Antiguo Testamento estaban directa o indirectamente relacionadas con la asignación del destinatario para la nación de Israel. En el Nuevo Testamento, los dones del Espíritu (que incluye la profecía) fueron enumerados en detalle por el apóstol Pablo en el contexto de la Sagrada Comunión, discerniendo la iglesia y con la comprensión del Cuerpo corporativo de Cristo. (Vea las manifestaciones del Espíritu explicadas en 1 Corintios 12: 4-8, que fue escrito en el contexto de la reunión de la iglesia que comenzó en el capítulo 11, explicada corporativamente en 1 Corintios 12: 12-30, y aplicada y juzgada por otros personas proféticas en la asamblea como se ve en 1 Corintios 14:29.)

3. Palabras halagadoras.

He visto a profetas o ministros entrar a las iglesias y halagar al pastor y a otros líderes clave de la iglesia (no sé si fue motivado intencionalmente o inconscientemente).No puedo decirle cuántos pastores que he conocido que afirman haber recibido una palabra profética que los declara “apóstol” y que “su iglesia será la congregación para iniciar el avivamiento en su región”. ¡Este tipo de palabras proféticas entusiasman a la congregación y al pastor, pero desafortunadamente la mayoría de las veces el único resultado es que el profeta es invitado de regreso ya que generó entusiasmo! (¡Y si dichas palabras proféticas no se cumplen, el profeta siempre puede salirse del apuro al afirmar que “las palabras proféticas siempre están condicionadas” a la fe y la obediencia de los destinatarios!)

4. Palabras almáticas.

Tuve una persona que vino a nuestra iglesia en dos ocasiones que solo profetizó con precisión con respecto a las personas de las que tenía conocimiento previo en base a conversaciones conmigo. ¡Cuando profetizó sobre aquellos de los que no tenía conocimiento previo, lo perdió por una milla! (Posteriormente corregí fuertemente a esta persona profética y nunca más volví a tenerla). Desde esa mala experiencia, nunca hablo de nada ni de nadie en nuestra iglesia a una persona profética que invito a ministrar a la casa.

También he visto a algunas personas (en nuestra propia iglesia local) profetizar de su propia alma sobre la base de problemas internos con los que estaban lidiando y que intentaron poner en el resto de la iglesia. Además, he sido testigo de cómo la gente profetiza a la iglesia lo que personalmente les preocupaba y / o los condenaba, en lugar de reconocer que la palabra era exclusivamente para ellos, la pronunciaron ante la iglesia. (¡En esencia, negaron que la palabra fuera para ellos e intentaron que todos los demás fueran condenados!)

5. Palabras dadas a personas ricas.

He notado que algunas personas proféticas habitualmente encuentran a las personas más ricas en una iglesia local y les dan profecías. Desafortunadamente, creo que la motivación subyacente que algunos tienen es hacer una conexión personal con “personas de dinero” para que puedan mantenerse en contacto con ellos y recibir apoyo personal.

6. Palabras para unir  a dos personas.

A lo largo de los años, he visto surgir profecías (¡solo unas pocas gracias al Señor!) Que intentaron conectar a dos personas y pintar una imagen vívida de cómo será su futuro cónyuge. En general, estas palabras son generalmente inexactas y pueden causar mucha consternación, confusión y daño a los destinatarios de la palabra profética. (¡Muchos irán a todas partes tratando de hacer coincidir la vívida imagen de la profecía con cada persona que se encuentren y se preguntarán “si esta es la persona” mencionada en la profecía de que deberían casarse!)

7. Palabras que comisionan a las personas como apóstoles a la ciudad y a las naciones.

En las últimas décadas, he visto personas proclamadas como “apóstoles de ciertas ciudades y naciones”. Esto puede dañar al destinatario de la palabra profética (puede inflarlo con orgullo y presunción), así como al Cuerpo de Cristo en su región (los pastores tendrán la guardia alta)

Por Joseph Mattera, Traducción de Héctor P Hector P. Torres, adecuando para pastorales.com por Pbro. David Gamboa U.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar también

Pastor: David Gamboa
Pastor: David Gamboahttps://midialbum.com
Creador y fundador de este portal y otros que son parte de su trabajo como diseñador web, Pastor de la iglesia Emanuel para las Asambleas de Dios en México, Musico y director del grupo Fase2 y director del sello disquero Unzion Records. Promueve y patrocina esta plataforma esperando sea de bendición para ti.

RELACIONADO CON

- Advertisement -

Más Reciente

- Advertisement -

Agregar a mis gustos

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

Send this to a friend