Buscar
Generic filters
Search in title
27.8 C
Mexico
sábado, septiembre 24, 2022
USD $0.00

No hay productos en el carrito.

Buscar
Generic filters
Search in title

REQUISITOS PARA SER PASTOR

Fecha:

REQUISITOS PARA SER PASTOR

Hoy dia en las iglesias pentecostales muchos jóvenes y adultos tienen el deseo de ser pastores, ¿la motivación será la correcta? No lo sé, pero necesitamos acudir a la biblia para conocer qué es lo que Dios enfatiza sobre los requisitos para lograr ser pastor. Algunos de los diversos requisitos para ser pastor son:

  • Tener un llamado autentico y confirmado de parte de Dios
  • Tener la preparación bíblica correspondiente
  • Recomendación y aprobación de los líderes eclesiásticos correspondientes
  • Y por último y no menos importante: TENER EL CARÁCTER DE UN PASTOR.

¿Cuál es ese carácter que necesitamos y que Dios nos está pidiendo? Por supuesto lo encontramos en la palabra de Dios, en 1 Timoteo 3:1-7, por lo que desglosaremos punto a punto lo que este pasaje nos enseña con respecto a este requisito.

  1. Irreprensible: Que está por encima de toda grave acusación. Lo pueden acusar gravemente pero no le pueden comprobar nada. Este es un requisito imprescindible. Que nadie nos pueda señalar. Esto no significa que no vamos a fallar, pero significa que hay una constancia de una vida integra y que su vida no choca contra su predicación.
  2. Marido de una sola mujer: Para que pueda ser ejemplo, para darle ejemplo a las demás familias. Hoy se ha hecho tan ligero esto, que lo más normal en el ministerio es: adulterio, divorcio, se volvió a casar, y al mes ya lo tienen otra vez predicando en diversas denominaciones. Esto está en contra de la palabra de Dios. Esto es una palabra de protección para la familia pastoral.
  3. Sobrio: Sano de mente. Moderado en cuanto a las opiniones, equilibrado y balanceado.
  4. Prudente: Sensatez y Discreción. Debemos trabajar en estos rasgos del carácter de Dios. Pastores que en el pulpito se agarran a criticar a la gente, siendo majaderos e irrespetuosos. Predicamos que la iglesia haga algo, pero nosotros no lo hacemos, por esto la necesidad de este rasgo.
  5. Decoroso: Ordenado. La palabra implica en todas las cosas, ordenado en su casa, en la calle, su carro limpio, en la iglesia. El no tener esta cualidad, nos quita autoridad. ¿Por qué Pablo pone énfasis en esto? Porque hay un desorden en las vidas de los pastores. Pastores que se van varios meses de la iglesia y ni avisan, se toman sus vacaciones sin avisar. No visitan a las familias nuevas ni a los enfermos. Orden en las finanzas, en la alimentación.
  6. Hospedador: Tiene que ser alguien dispuesto a compartir lo que Dios le ha dado. Es generoso. Cuando le predicamos a la gente que deben de dar sus diezmos y sus ofrendas pero nosotros no damos nada, ni somos fieles en nuestros diezmos, venimos a ser los principales ladrones. Porque a veces somos más buenos para pedir, pero no para dar. Pero también este rasgo nos habla de que es un pastor que está dispuesto a recibir con alegría en su casa a personas con necesidad, tanto a creyentes como no creyentes.
  7. Apto para enseñar: Implica conocedor de la palabra de Dios, un estudiante de la biblia, pero también la habilidad para comunicar las verdades de Dios. Tener el deseo de seguirse preparando no solo bíblicamente sino secularmente, porque esto es necesario para tener una aptitud eficiente y de gran calidad para transmitir las verdades de la biblia. Dios no bendice la ignorancia.
  8. No dado al vino: Definitivamente ningún ministro debe ser borracho. Pero no solo es eso, sino también no dados a mucha televisión, ni a mucho descanso, ni a distracciones. Eso genera mucho desequilibrio.
  9. No pendenciero: No uno que golpea con los puños, no un buscapleitos. Debe ser una persona que controle su carácter.
  10. No codicioso de ganancias deshonestas: Alguien que no le importa la manera de ganar dinero. La ganancia deshonesta es todo aquello que puede hacer el pastor para ganar dinero. El único permiso que tenemos para pedir dinero a la iglesia son los diezmos. Hay ganancia deshonesta cuando no nos preparamos para predicar, hay ganancia deshonesta cuando no cumplimos como pastor, cuando no velamos por la iglesia. Cuando somos pastores negligentes. Cuando no procuramos prepararnos intelectualmente.
  11. Amable: Gentil, tierno. ¿Sabes cuál es la prueba importante para saber que eres un verdadero pastor?, muy simple, ¿se te acercan los niños de la iglesia, te buscan? Mira a Jesús se le acercaban los niños, y ellos son muy listos. Ellos se acercan a alguien que es amable, tierno.
  12. Apacible: De espíritu tranquilo, que sabe mantener la paz en medio de la adversidad, que a pesar de las presiones encuentra la respuesta de Dios.
  13. No avaro: Que no es amigo del dinero.
  14. Que gobierna bien su casa: Que da el ejemplo en su casa, que su ejemplo produce fruto. Cuando están pequeños los hijos les enseñamos la palabra de Dios, pero ellos tienen que acercarse a Cristo y poder nacer de nuevo, esto ya no nos corresponde a nosotros, y se nos olvida que ellos van ejerciendo su libre decisión. Y a veces los hijos crecen y nunca se convirtieron. La predicación de la palabra en nuestro hogar es parte del buen gobierno que ejerce el ministro en su casa.
  15. No un neófito: No un recién convertido. Porque corre el riesgo de que se enorgullezca. No hay madurez en una persona así. Por eso muchos pastores dejan el ministerio porque no tienen bases fuertes, porque aún les faltaba crecer en el conocimiento de Dios.
  16. Buen testimonio de los de afuera: Muchos diremos a mí no me importa lo que digan mis vecinos, pero Pablo nos dice, si te debe de importar lo que dicen de ti los de afuera. Porque precisamente a “los de afuera” es a quien nuestro Señor nos ha mando a predicarles el evangelio, y si nuestro testimonio no es bueno, será imposible predicarles la palabra de Dios con eficacia.

 

Si un pastor o alguien que desea ser pastor y no desarrolla este carácter y no está dispuesto a desarrollarlo, mejor es renunciar y buscarse otro oficio.

Porque nosotros estamos para servir a Dios. Él es nuestro patrón y estas son las condiciones que él nos pone. Ciertamente el ministerio es fatigoso, hay dificultades, pero sin duda que nuestra mayor recompensa estará en los cielos.

Pastor-2.jpg

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular

- Advertisement -

seguro te gustará tambien esto!
ver tambien

EL “SANTO RITUAL” DEL LAVADO DE PIES por Pbro. Jorge Mijangos Puc.

EL “SANTO RITUAL” DEL LAVADO DE PIES. El lavado de...

Pastor, mi HIJO ESTA AFEMINADO y no se que hacer para ayudarlo.

por OSCAR AROCHA :Oscar Emilio Arocha es pastor e...

Las hijas de Zelofehad tienen razón! por Pastor Edelmiro Gonzalez

Las chicas tienen razón – dijo Dios «El Señor le...
Send this to a friend